Los diferentes tipos de títulos médicos para cirujanos que existen en México

En el caso de los cirujanos te mostramos los diferentes tipos de títulos médicos para cirujano que existen en México ¿Sabes cuáles son?

El título de médico cirujano que en la actualidad ampara el ejercicio de la profesión médica es la denominación más comúnmente empleada por las escuelas y facultades de medicina para significar el conocimiento y el tipo y calidad de las actividades cubiertas por los títulos que expiden. En el caso de los cirujanos te mostramos los diferentes tipos de títulos médicos para cirujanos que existen en México.

¿Pero, conoces los diferentes tipos de títulos médicos para un cirujano que existen en México?

Hoy en día las escuelas y facultades de medicina ofrecen tres tipos de títulos: el de Licenciado en Medicina, el de Médico Cirujano y el de Médico Cirujano y Partero. Sin considerar los de Médico Homeópata y Médico Cirujano Homeópata que corresponden a otra modalidad diferente de la teoría y la práctica médica.

Las tres primeras denominaciones titulares tienen sus razones de ser y responden a diferentes significados y tradiciones. La de Licenciado en Medicina es tal vez la más añeja. Puesto que responde a la costumbre establecida por las universidades desde sus orígenes en la Edad Media. Cuando se otorgaba el título de Bachiller en Medicina que abarcaba a los estudios básicos de la teoría médica. El cual era seguido por el de licenciado en la misma rama del saber.

Historía del título de Médico Cirujano

El título de Médico Cirujano tiene un origen distinto que, sin embargo, representa una secuencia histórica perfectamente definida.

Al reabrirse las instituciones de enseñanza de la medicina en Francia, después de haber sido clausuradas las universidades durante la Revolución. Por considerar que las Escuelas de Salud (Écoles de Santé) no correspondían. Punto por punto con las necesidades de estudio de las entonces nuevas ciencias médicas básicas y cuya función iba más en el sentido de normar lo que entonces se conocía como Política Médica, antecesora de nuestra Salud Pública.

Se decidió reunir los estudios de medicina y cirugía en una sola carrera, tomando en consideración que, a raíz de la integración de la medicina moderna bajo criterios biológico-lesionales. Esta última se había convertido en disciplina de punta en cuanto se refería al conocimiento científico llevado a la práctica.

A partir de entonces, las universidades francesas, con la nueva Universidad de París a la cabeza, expidieron títulos de Médico Cirujano.

El modelo fue tomado como ejemplo por el nuevo sistema educativo mexicano a raíz de la decisión de clausurar la ya para entonces, Nacional y Pontificia Universidad de México. Esto tuvo efecto, por decreto emitido el 19 de octubre de 1833, abriéndose en su lugar seis Establecimientos de Ciencias entre los cuales el cuarto sería de Ciencias Médicas. Todos ellos quedaron bajo el control de una Dirección General de Instrucción Pública.

El mismo decreto señalaba que los Establecimientos emitirían grados de Doctor, disposición que fue corroborada por los reglamentos correspondientes para cada uno de ellos. El Establecimiento de Ciencias Médicas daría el grado de Doctor en Medicina y Cirugía.

¿Qué significa y qué simboliza la denominación actual del título de Médico Cirujano?

De esto y más se deriva que la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, en nuestro caso. Así como las facultades de Estudios Superiores Iztacala y Zaragoza. Las cuales, tienen áreas de estudios médicos en la misma institución, pueden determinar y aprobar mediante sus Consejos Técnicos, las carreras profesionales que imparten, su nombre y la denominación del título que se otorgue. El cual, como es lógico, debe de ser consecuente con los contenidos de lo aprendido y del ejercicio profesional.

Ahora bien: ¿qué significa y qué simboliza la denominación actual de Médico Cirujano que contiene nuestro título? En primer término, encarna una tradición, añeja de doscientos años. En la que se ha establecido que la concepción biológico-lesional de la enfermedad es científicamente válida y que las terapéuticas empleadas para tratar a estas últimas, lograr la rehabilitación y promover la salud pueden ser de índole médica y/o quirúrgica.

La denominación de Médico Cirujano implica también que quién posea un título que lo ostente como médico debe saber y poder llevar a cabo prácticas quirúrgicas. Y esto es cierto. Recordemos que el concepto de “cirugía” abarca toda acción manual y que, por lo tanto. Va desde el viejísimo arte de los vendajes hasta la aplicación de inyecciones o a la práctica de complicadas técnicas quirúrgicas que requieren muchos años de maduración y conocimientos para que un profesional las pueda ejecutar con habilidad, precisión y seguridad.

El médico cirujano en la actualidad

Es obvio que en la actualidad el médico cirujano recién egresado de las aulas de cualquier escuela o facultad de medicina. No suele ser capaz de cubrir todas estas posibilidades. Igualmente, es obvio que ningún egresado puede actualmente abarcar todos los campos de las especialidades médicas y sus terapéuticas.

Sin embargo, ninguna de estas dos limitaciones hace que nuestros egresados dejen de ser médicos cirujanos. Ya que disponen de conocimientos y destrezas que les permiten encarar con razonable eficiencia y eficacia los retos de la mayoría de los problemas médicos. Así como quirúrgicos que se presenten en su vida profesional en lo que se refiere al diagnóstico, la interconsulta con profesionales especializados y la solución de aquellos que son de su competencia.

Notas relacionadas:

La OMS comparte los tres síntomas post-COVID más prevalentes

Se confirma la relación entre este grupo sanguíneo y la COVID-19 grave

Las 5 principales pruebas de diagnóstico por imagen (y para qué sirven)