Patrocinado por RB MJN

 
 
 
 
 
 
 
Los elevados niveles de estrés pueden provocar en el organismo reacciones que se manifiestan en diversos síntomas psicosomáticos, tales como los mareos, que en muchos casos pueden ser verdaderamente intensos e incapacitantes. La persona afectada experimenta una repentina sensación de mareo, acompañada de debilidad y aturdimiento que pueden resultar muy angustiantes y aumentar, a su vez, los niveles de estrés. Ante ello, es necesario identificar que los mareos realmente son fruto de la ansiedad, para luego identificar las causas de la ansiedad y de esta forma tratar la causa de los mareos.​[1]
 
Algunos de los factores que indican que la causa de los mareos es la ansiedad, son:
  • Los mareos se experimentan de manera continua y se prolongan en el tiempo.
  • No existe una causa biológica aparente.
  • El mareo aparece después de experimentar emociones que elevan los niveles de ansiedad.
  • Se experimenta una sensación de aturdimiento acompañada de la falta de reacción tanto mental como física.
  • Si el nivel de ansiedad es elevado, los mareos pueden ir acompañados de problemas para conservar el equilibrio, incapacitando a la persona para realizar sus actividades cotidianas.

Las principales causas de los mareos ocasionados por la ansiedad están relacionadas con la percepción de peligro o situaciones negativas. Los factores que hacen que los mareos aparezcan y tiendan a permanecer en el tiempo son:

    • La tensión muscular: ​ante situaciones de angustia, miedo o estrés, los músculos se tensan como parte de un mecanismo de defensa. La misma puede hacer que los mareos aparezcan.
    • Sobrecarga mental: ​la constante angustia y estado de alerta provocan un desgaste energético, lo que causa cansancio mental y debilidad física, acompañado de la sensación de mareo, apatía, confusión y dificultad para reaccionar.
    • Respiración alterada: los altos niveles de ansiedad alteran la respiración aumentando su frecuencia, lo que puede llevar a la persona a sufrir hiperventilación, provocando el desequilibrio en el organismo, generando esa sensación de mareo que puede ir acompañada de debilidad, visión borrosa, hormigueo en las extremidades, etc.
    • Miedo y tensión alta: ​al sentir miedo, la frecuencia cardíaca aumenta y, con ella, la tensión arterial, lo que puede causar mareos y confusión.

 

¿Cómo evitar los mareos causados por ansiedad?

Los mareos por ansiedad no se constituyen como un síntoma peligroso, sin embargo, es necesario tomar conciencia y tratar de mantener la calma cuando aparezca la ansiedad para mejorar esta condición. Algunos de los consejos que se pueden seguir para evitar los mareos y reducir el estrés que propician su aparición son:

  • Aprender a respirar correctamente ayuda a mejorar la oxigenación, calma los nervios y reduce considerablemente la ansiedad.
  • Ser consciente de que la sensación de mareo desaparece cuando se controla la ansiedad y el estrés causados por miedo, angustia o percepción de peligro.
  • Practicar técnicas de relajación, son una alternativa para que la tensión muscular se reduzca gradualmente.
  • Está comprobado que la actividad física ayuda a reducir los niveles de ansiedad y mejora el estado de ánimo, debido a las endorfinas liberadas durante la práctica.
  • Un cambio de actitud, la incorporación de pensamientos positivos, ayudarán a disminuir los niveles de ansiedad y a encontrar un mejor nivel emocional.
Además de todo lo anterior, es muy importante mantener cubiertas las necesidades básicas para contribuir con un estado óptimo de salud, llevar una dieta saludable y equilibrada, mantenerse hidratado y dormir el tiempo recomendado según la edad y el estado de salud.
  • Material dirigido solo a profesionales de la salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.

RB-M-19284