A raíz de la actual situación que se vive se han reforzado las medidas de higiene dentro de los establecimientos de comida. Ahora más que nunca es necesario contar con estrictas reglas porque de lo contrario se pueden presentar contagios. En el caso de México todavía se mantienen restricciones dentro de los restaurantes y espacios para la venta de alimentos. Desde colocar las mesas con la suficiente separación hasta ofrecer gel antibacterial a la entrada.

Las mismas indicaciones se aplican para todo el personal que labora dentro de este tipo de espacios. En la mayoría de lugares se revisa la temperatura de los empleados al llegar para verificar que no tengan fiebre o malestares. Además también se obliga el uso de cubrebocas y el lavado constante de manos durante la jornada laboral.

Accidente al preparar la comida

Aunque a raíz de lo anterior también se pueden presentar penosos y peligrosos casos como el recién ocurrido con una familia en el Reino Unido. Todo tuvo lugar en una sucursal de McDonald’s en la ciudad de Aldershot. Una madre de familia ordenó varios alimentos para sus hijos y al finalizar se llevó la orden a su casa.

Dentro de su hogar, le dio unos nuggets de pollo a su hija de seis años de edad. Todo parecía normal hasta que la menor comenzó a ahogarse. Fue necesaria la ayuda de la madre para sacar el alimento de la garganta y evitar una tragedia. En ese momento la mujer observó la carne masticada pero con el inconveniente de que tenía un pedazo de cubrebocas quirúrgico.

Aunque en un principio no creyó que realmente fuera un pedazo de tela, al analizar el resto de la pieza de comida lo corroboró. Dentro de la carne se encontraba la mascarilla cocinada como si fuera un ingrediente más de la carne.

¿Qué ha dicho la cadena de comida rápida?

La respuesta lógica de la madre fue acudir a la sucursal para reclamar por el incidente. A su vez, el gerente del lugar se limitó a responder que ahí no se preparan los nuggets sino que sólo se fríen.

Ante la indignación la madre de familia se encargó de relatar su caso a través de redes sociales para obtener una respuesta. Por su parte, McDonald’s ya respondió y en primera instancia ofreció una disculpa por el percance. Además la empresa mencionó que está en revisión de su proveedor y que, en caso de que más productos estén dañados, los va a retirará de toda la cadena de restaurantes.

A la fecha es la única respuesta de la compañía. Se desconoce si la familia afectada emprenderá acciones de tipo legal por el daño que pudo derivar en consecuencias mortales.