Madres solteras presentan mayores niveles de estrés y ansiedad que el resto de la población

Distintos factores económicos y sociales propician que las madres solteras experimenten mayores niveles de ansiedad, depresión y una autoestima más baja.

257

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 75 por ciento de los trabajadores en México sufren de estrés laboral. Con esto, nuestro país se coloca como el líder en todo el planeta en este rubro. A su vez, cuando se habla de ansiedad se presenta un panorama bastante similar. Es claro que se trata de problemas que van a la alza y se deben atender de inmediato.

Al respecto, la asociación Voz Pro Salud Mental (VPSM) indica que las madres solteras registran mayores niveles de estrés y mayor riesgo de presentar ansiedad que el resto de la población.

En los últimos años, la representación tradicional de la familia ha experimentado fuertes cambios. Tal es el caso de las familias encabezadas por madres solteras, aquellas mujeres que cuidan y sostienen a sus hijos sin el apoyo del padre.

En el caso de las madres solteras, ellas se enfrentan al doble reto de ser el sustento económico de la familia y de cuidar al menor. Son tareas que en muchas veces resultan difíciles de compaginar, en especial cuando no se tiene ayuda. Esta sobrecarga las lleva a experimentar mayores niveles de estrés y una mayor propensión a presentar ansiedad, depresión y una autoestima más baja que las madres en familias biparentales. Estos efectos son aún más severos en las madres que deben cuidar a más de un hijo, así como en aquellas sufrieron maltrato en la infancia, en el matrimonio, o pasaron por un divorcio.

Factores económicos

En México, muchas de ellas viven en condiciones de pobreza, lo cual limita sus posibilidades de autocuidado y demerita su calidad de vida. De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), en 2014 el 33.5 por ciento de las madres encuestadas entre 15 y 54 años eran solteras. De ellas, el 53 por ciento no tenía una escolaridad superior a la secundaria.

Factores sociales

A veces, por la demanda de sus actividades, este sector de las mujeres puede pasar mucho tiempo aislado y perder parte de su vida cotidiana. Cuando se convierten en madres a una edad temprana, no disfrutan por completo todas sus etapas. También se añade que adquieren responsabilidades para las que muchas no están preparadas.