Gráfica: Aumentan los casos de malaria por la resistencia a los fármacos

A raíz de la resistencia a los fármacos, en años recientes han aumentado los nuevos casos de malaria en el mundo, en especial en África.

  • En el 2018 se registraron 213 millones de casos de malaria tan solo en África.
  • Cada 25 de abril se conmemora el Día Mundial contra la Malaria.
  • En octubre de 2021 la OMS autorizó la primera vacuna infantil contra la malaria.

Existen enfermedades demasiado antiguas que a pesar de los esfuerzos no ha sido posible erradicar. Un ejemplo claro es la malaria e incluso en años recientes ha desarrollado una fuerte resistencia a los fármacos que ha complicado más las cosas. De hecho, en años recientes se han incrementado los casos hasta alcanzar los puntos más altos de las últimas décadas.

Posible origen de la enfermedad

Al respecto, la literatura médica señala que los primeros casos de fiebres se registraron en el año 2,700 a. C. en China. Por lo tanto podría tener relación con esta enfermedad que a la fecha se mantiene vigente en el mundo.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) describe a la malaria como una enfermedad febril aguda causada por parásitos del género Plasmodium. Se transmite a las personas por la picadura de hembras infectadas del género de mosquito Anopheles.

Existen cinco especies de parásitos que causan paludismo en el ser humano, de las que las más peligrosas son dos: P. falciparum y P. vivax. El primero es el más mortífero y también el más común en el continente africano. Mientras que el segundo es el que prevalece en el resto del mundo.

Los primeros síntomas son fiebre, cefalea y escalofríos. Todos suelen aparecer a los 10-15 días de la picadura del mosquito infectante. Al principio pueden ser leves y por ello mismo difíciles de reconocer. De no ser tratado, el paciente puede desembocar en un cuadro clínico grave y causar su muerte en 24 horas.

En 2018 casi la mitad de la población mundial estaba expuesta a la malaria. Algunos grupos de población corren un riesgo considerablemente mayor que otros de contraer la enfermedad y presentar un cuadro clínico grave. En especial están los lactantes, los menores de cinco años, las embarazadas y los pacientes con VIH/SIDA.

La región del mundo más afectada

En ese tenor, la OMS también señala que en el 2018 se registraron 213 millones de casos de malaria tan solo en África y una de las causas del aumento fue la resistencia a los fármacos.

Lo anterior es bastante preocupante si se toma en cuenta que la Región de África concentra el 95% de los casos y el 96% de las defunciones por esta enfermedad. Mientras que de todas las muertes por paludismo registradas en la región, el 80% corresponde a niños menores de cinco años.

En tanto que de manera todavía más específica, hay cuatro países que reúnen poco más de la mitad de todas las muertes por malaria ocurridas en el mundo. Nigeria (31.9%), República Democrática del Congo (13.2%), República Unida de Tanzanía (4.1%) y Mozambique (3.8%).

Acerca de la malaria, la OMS también menciona que la resistencia a los fármacos surge por varias razones. Los más comunes son el uso excesivo de medicamentos antipalúdicos en un individuo y procedimientos de tratamiento incompletos. La malaria se puede contraer varias veces, y muchas personas experimentan dolores corporales, fiebre y escalofríos varias veces al año. El uso excesivo de medicamentos puede causar una tolerancia dentro de un individuo y una resistencia general en los individuos.

Primera vacuna infantil contra la malaria

Por lo anterior, en octubre de 2021 se dio a conocer una gran noticia. La OMS autorizó la primera vacuna infantil contra la malaria. Lleva el nombre de RTS,S/AS01 y fue desarrollada por la farmacéutica GSK. Dentro de sus indicaciones se menciona que funciona para la prevención de la malaria por ‘P. falciparum’ en población infantil que habita en regiones con una transmisión de moderada a alta.

Además la compañía fabricante especificó que la vacuna debe administrarse en un esquema de cuatro dosis para una correcta protección contra la enfermedad. Mientras que está indicada para bebés a partir de los cinco meses de edad.

malaria resistencia fármacos