A medida que la publicidad digital cambia de identificadores de terceros, a un enfoque basado en la privacidad, invertir en los datos de primera parte, es una estrategia que puede ayudar, en la creación de campañas.

A diferencia de los datos de terceros, que a menudo están disponibles para muchas empresas, los de primera parte son exclusivos de su negocio. Son datos que usted posee y recopila, con el consentimiento directo de los consumidores o pacientes, a través de interacciones, en aplicaciones y sitios web, en respuesta a iniciativas de marketing, como correo electrónico y programas de lealtad. Cuando se utilizan de manera responsable, los datos de primera parte, ayudan a las marcas a construir relaciones directas con sus clientes y pacientes, crear valor y aumentar su rendimiento publicitario.

A pesar de sus claros beneficios, la mayoría de las marcas, aún no están aprovechando todo el potencial de los datos de primera parte. Aquí hay cinco sugerencias clave, para saber utilizarlos.

1. Adaptarse a los objetivos del cliente

Lo que impide que la mayoría de las marcas usen los datos de manera efectiva es la falta de un plan estratégico, para guiar la elección, de qué datos recopilar, cómo analizarlos y cómo activarlos. Las marcas pueden superar estos desafíos, estableciendo metas claras de experiencia del cliente y alineándolas con los objetivos comerciales. Estos objetivos pueden ayudarlo a diferenciar, entre los datos que se requieren y los que es bueno tener.

2. Ofrecer valor a cambio de los datos

Los consumidores y pacientes quieren más transparencia, sobre la manera como se utilizan sus datos en línea y más control sobre sus experiencias con la publicidad digital. Cuando las marcas demuestran que son responsables con los datos y los usan para entregar valor, a través de ofertas exclusivas y programas de fidelización, entonces los clientes están más dispuestos a compartir su información.

3. Invierta en facilitadores tecnológicos y organizacionales

Colocar a las personas, la tecnología y los procesos adecuados en su lugar, también es clave para aprovechar al máximo los datos de primera parte. Un gran punto de partida es evaluar su madurez de marketing digital e identificar oportunidades para aumentar su madurez.

Las asociaciones estratégicas también pueden ayudarlo a descubrir los beneficios de los datos de primera parte. Los proveedores de tecnología y los socios de la plataforma aportan experiencia externa y una comprensión profunda de los datos, para guiar correctamente su estrategia.

4. Pruebe y aprenda a determinar la activación

Una vez que haya determinado qué datos de origen son más significativos para recopilar y cómo los administrará, puede centrarse en cómo utilizará los de origen, para mejorar las experiencias de los clientes.

5. Refinar y validar con medición

La clave final para una estrategia de datos de primera parte exitosa, es la medición. Si bien, evaluar la efectividad del canal donde aplica los datos, puede ayudar con la optimización de los medios, medir la efectividad de su estrategia de datos, puede ayudarlo a optimizar la de marketing general.

Es cierto, que la transformación digital se viene gestando desde hace varios años y una de las oportunidades, que nos ha dejado COVID-19 es la aceleración de ésta lo que nos ha permitido dar un uso adecuado a los datos, en pro del beneficio de los pacientes.

Fuente:

https://www.thinkwithgoogle.com

Alejandro Zayas es Licenciado en Mercadotecnia con más de 15 años dentro de la industria farmacéutica, Pharma, CHC, Ot’x y Medical Devices.