La situación provocada por la pandemia ya ha cobrado la vida de más de 186 mil personas. Aunque la campaña de vacunación contra la Covid-19 ha disminuido ligeramente la tendencia no significa que el problema haya terminado. A la fecha México se mantiene como el tercer lugar mundial con respecto a más decesos por esta nueva enfermedad. De hecho, ahora el mayor temor de las autoridades es que si la población celebra la Semana Santa podría existir un nuevo repunte de contagios.

Ahora bien, a pesar de que en México prevalecen las carencias y adversidades también hay proyectos exitosos enfocados en la salud. Uno de los trabajos más recientes es Robocov, un robot reconfigurable que tiene por objetivo ayudar en las labores de lucha contra la Covid-19. Cuenta con la habilidad de poder desinfectar espacios como hospitales a través de la luz UV. Con esto se propician entornos más sanos para los profesionales de la salud.

Cómo identificar si existe una persona infectada en una comunidad

Pero ahora nuestro país se distingue de nuevo gracias a la construcción del primer Laboratorio de Monitoreo de Aguas Residuales (MARTEC) de América Latina. Se trata de una iniciativa del Tecnológico de Monterrey para el cuidado de la salud y el bienestar de su comunidad. Además cuenta con tecnología de clase mundial para la detección de riesgo de contagio de Covid-19 en etapa temprana.

A través de alta tecnología, MARTEC lleva a cabo un sistema de análisis periódico de las aguas residuales en los campus del Tecnológico de Monterrey. De esta forma puede detectar oportunamente la presencia del virus SARS-COV-2 en la población de la Institución.

Gracias a la detección temprana de material genético de coronavirus mediante la inyección directa en aguas residuales se puede detectar prevalencia del virus en población asintomática o en personas con síntomas muy leves. La muestra se analiza y posteriormente, en caso de identificarse una cantidad importante de restos, el departamento de Servicios Médicos de la Institución, en conjunto con TecSalud, activa tres protocolos de respuesta que permiten detener la cadena de contagios.

  1. Estudios de trazabilidad de casos y notificación.
  2. Programación de Pruebas PCR.
  3. Monitoreo a distancia por telemedicina para las personas con diagnóstico positivo a COVID-19.

“La línea de investigación desarrollada en el Tecnológico de Monterrey para el metabolismo urbano, que posteriormente derivó en MARTEC, inició en el año 2017 e incluye el monitoreo de patógenos o precursores de enfermedades infecciosas en las que se incluyen virus como el actual causante del COVID-19”, señala el Dr. Roberto Parra, director de MARTEC.

La detección y monitoreo de la Covid-19 por epidemiología basada en aguas residuales es, sin duda, una herramienta muy valiosa para la mitigación de contagios. También es un instrumento muy importante para la toma de decisiones con evidencias científicas.

MARTEC está ubicado en el Centro de Biotecnología del Campus Monterrey y cuenta con la colaboración de Arizona State University y University of Oxford. En el siguiente video se muestra su funcionamiento.