La pandemia provocada por la COVID19 avanza a pasos agigantados y las cifras, cada día, son más escalofriantes. Ahora, se ha podido conocer, según datos del gobierno de México, que un total de 1.744 trabajadores de salud han muerto, hasta ahora, por COVID19 y existen otros 164 casos sospechosos de deceso por la misma causa aunque aún se está a la espera de los exámenes realizados para confirmarlo.

Además, el número de infectados por COVID19 entre médicos, técnicos, enfermeros y empleados de hospital asciende a la cifra de 127.053, lo que supone que el 15% de los contagios confirmados en el país y en torno al 18% de los fallecimientos por COVID19 son de personal sanitario.

El 42% de fallecidos era personal de enfermería

Según datos ofrecidos por la Secretaría de Salud, el 42% de los fallecidos eran empleados de enfermería, 26% eran médicos y el 32% técnicos, personal de limpieza y trabajadores de otras áreas del hospital.

Con todos estos datos, lo que se puede confirmar es que México tiene una de las mayores tasas de mortalidad entre profesionales de la salud a nivel mundial y los empleados de los hospitales han organizado ya varias manifestaciones en todo el país, para así protestar por la falta de Equipos de Protección Individual (EPI) aunque son muchos los funcionarios de la Secretaría de Salud los que han negado que los índices de mortalidad estén relacionados con la falta de estos equipos.

Según Sanidad, la exposición en el trabajo no supone mayor tasa de infección

Para ello, las autoridades han difundido cifras que muestran que la exposición en el trabajo no se traduce en una mayor tasa de infección y es que, según la Secretaria de Salud, la tasa de mortalidad entre los profesionales de salud en activo es prácticamente idéntica a la de la población general en el país, con casi 67 decesos por COVID19 por cada 100 mil habitantes. Pero los empleados de salud con licencia han fallecido a una tasa de casi 126 por cada 100 mil habitantes.

El 16 de septiembre, un reporte publicado por National Nurses United, una organización sindical estadounidense, indicó que, al menos, 1.718 profesionales de salud, incluyendo enfermeros, ha muerto en Estados Unidos a causa de COVID19 y complicaciones relacionadas. Habría que tener en cuenta que México tiene casi 130 millones de habitantes, mientras que la población en Estados Unidos es de casi 330 millones de personas.