A lo largo de los últimos meses la salud en Tabasco ha sido noticia por diversas injusticias que han sufridos los médicos de la entidad. Basta recordar los paros de labores emprendidos por los médicos debido a la falta de pagos. Mientras que las exigencias cada vez son mayores, las condiciones de trabajo no han mejorado.

Ahora Tabasco otra vez es noticia pero pero por el recorte de personal que sufrieron médicos y administrativos que formaban parte del Seguro Popular. Todo se generó el pasado 31 de diciembre cuando mediante un mensaje de WhatsApp se le informó a más de 500 trabajadores que habían sido despedidos.

De acuerdo con lo manifestado por los afectados, la decisión fue tomada por las autoridades debido a la desaparición paulatina del Seguro Popular. Tal y como lo anunció previamente Andrés Manuel López Obrador, el programa de salud ahora será absorbido por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar.

Debido a que los trabajadores ya no entraban en los planes de la transformación que sufrirá el Seguro Popular, se les indicó la finalización de sus contratos de trabajo. Otro aspecto preocupante es que los empleados acusan que la administración anterior les quedó a deber un retroactivo y el bono sexenal.

A pesar de que muchos de los despedidos contaban con más de 12 años de antigüedad, lo que más ha causado indignación es la forma en que se dieron las cosas. Utilizar una red social no se considera la manera más cordial y adecuada para transmitir una noticia de este tipo.