Más hábitos, actitudes y comportamientos que deberían ser inaceptables para un líder médico

Un líder médico no solo debe procurar que su equipo desempeñe sus funciones, además debe aspirar a crear un entorno competitivo, positivo y constructivo

617

En el sector salud, es recomendable fomentar bondad, confianza, comunicación, amabilidad. Estos conceptos generan un círculo virtuoso que mejora la atención. Pero otros elementos tienen el efecto contrario. Son tan dañinos, que deberían ser eliminados por el líder médico. La semana pasada te presentamos algunos. A continuación se listan otros que son igual o peor de nocivos:

5Deshonestidad con el líder y otros colegas

No conducirse con sinceridad lleva al deterioro de la reputación. Y un equipo médico no puede funcionar correctamente si no existe confianza entre sus miembros. Los jefes deben eliminar de raíz cualquier comportamiento que pueda herir la confianza entre sus colaboradores. Lo anterior aplica para los mismos líderes. Deben evitar engañar o guardar secretos a su personal.

4Falta de respeto en el espacio de trabajo

Un gran líder médico siempre trata las demás personas, sean pacientes, colaboradores o colegas, de forma educada. Esta actitud fomenta que el entorno sea recíproco y le devuelva esta cordialidad y aprecio. Asimismo, debe asegurarse que no existan conflictos de este tipo entre su personal. No solo se trata de establecer parámetros de comportamiento, sino de vigilar que se cumplan.

3Miedo a los retos

Dentro del sector salud, no hay lugar para retirarse de una batalla. Pacientes y colaboradores esperan que el líder médico los pueda guiar hasta en las peores circunstancias. Por supuesto, eso no significa fingir que no existen temores y preocupaciones. Los doctores son humanos y no están  libres de inseguridades. Sin embargo, deben aprender a sobreponerse de estas barreras.

2Negatividad cíclica

Hay una sustancial diferencia entre estar preparado para lo peor y ser negativo. Un líder médico entiende que constantemente esperar un mal resultado solo conlleva a más negatividad. Además, esta postura tiende evitar que las personas den su mejor esfuerzo por un proyecto. Incluso un equipo altamente capaz fallará si existe un ambiente constantemente pesimista en el trabajo.

1Falta de integridad

No importa si se trata de un líder o de un colaborador médico. Este concepto es indispensable en el sector salud. Se debe enfocar el trabajo en conseguir el mayor beneficio para los pacientes. Tampoco se puede dar prioridad al bienestar personal por encima del bien grupal. Cuando falta este pilar, se degrada la calidad de la atención, la capacidad del equipo y la fortaleza del liderazgo.