Mediante escaneo e impresión 3D se facilitaría cirugía reconstructiva en pacientes del IMSS con cáncer de mama

Con sistemas 3D, las pacientes que superaron el cáncer de mama pero perdieron algún seno podrían volver a sentirse mujeres completas con mayor facilidad

0
224

Así como sucede con otras neoplasias, superar el cáncer de mama es una tarea compleja. No solo se debe enfrentar la posibilidad de la muerte. Los tratamientos, terapias y operaciones son agotadoras y financieramente demandantes. Pero una vez eliminado el tumor, muchas mujeres deben además lidiar con las repercusiones psicológicas. En especial, cuando pierden un seno.

Una opción en estos casos son las cirugías reconstructivas. Para muchas pacientes de cáncer de mama, estos procedimientos son importantes para volver a la normalidad. Estas cirugías podrían ser más sencillas con la incorporación de tecnología 3D. Así lo comentó a Notimex Alejandro Cruz Segura, especialista plástico y reconstructivo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

[La tecnología 3D ofrece a las mujeres con una mastectomía recuperar su busto. Un clon de la mama sana]. El escaneo se realiza en el seno intacto y se crea un molde tridimensional exacto y preciso. Este diseño se imprime y nos va a servir como patrón preciso y exacto para moldear ese tejido. Así podemos tener tanto la misma forma, como el mismo volumen.

Avance tecnológico para el cáncer de mama

De acuerdo con Cruz Segura, en el 85 por ciento de los casos se utiliza tejido de la misma paciente. Así, al construir el nuevo seno, se puede reducir la probabilidad de rechazo del organismo. Señala que hoy en día se suele reconstruir el busto con una conexión microvascular. Sin embargo, esta técnica post-cáncer de mama no suele hacerse con patrón ni molde.

Por esta razón, a muchas pacientes de cáncer de mama les quedan los senos disparejos. El especialista del IMSS apunta que, por el volumen o la forma, se deben hacer correcciones. Para algunas pacientes, esta falta de molde implica  entre 5 y 10 cirugías correctivas. La tecnología 3D, dijo, podría conseguir el resultado ideal en la primer intervención.

Cruz Segura apunta que, para esta intervención, el IMSS solo debe adquirir el equipo adecuado. Afirma que solo se necesita un escáner y una impresora profesional. El costo promedio de estos aparatos es de 60 mil dólares. El especialista apunta que el costo de inversión podría recuperarse en menos de 6 cirugías. Así, el Instituto podría volverse pionero en México de esta técnica.

Taboola