Star Wars sí existe: Médico construye un X-Wing tamaño real en sus ratos libres

El proyecto del Dr. Akaki Lekiachvili empezó en el 2016 y después de seis años logró terminar su versión de una X-Wing a tamaño real.

  • El proyecto empezó en el 2016 y finalmente este año quedó concluido.
  • La nave es una réplica exacta de la que aparece en las películas de
  • Star Wars aunque lo único que le hace falta es volar.
    El responsable de esta idea fue el Dr. Akaki Lekiachvili, quien trabaja en los CDC de estados Unidos.

A la fecha la saga de Star Wars se mantiene como una de las más importantes dentro de la industria del entretenimiento. Todo empezó con la película estrenada en 1977, la cual se convirtió en un fenómeno que consiguió millones de dólares en ganancias. Después llegaron los juguetes, cómics, series de televisión y demás parafernalia. Pero ahora lo más importante es que el sueño de muchos se ha hecho posible. Se trata de una versión del X-Wing en tamaño real.

Una historia de otra galaxia

Si eres un seguidor de esta saga creada por George Lucas sabes que se trata de uno de los objetos más queridos. Esta nave aparece en la cinta original y es recordada porque la usa Luke Skywalker para destruir la Estrella de la Muerte.

A partir de entonces ha aparecido en otras películas de la franquicia. Está asociada con “el bien” y su nombre se origina por su forma. Las alas que tiene para poder volar simulan una “equis” gigante.

Ahora bien, si algo distingue a Star Wars es la enorme base de fanáticos que cuenta en todo el mundo. Y eso no es todo, sino que muchos llevan su pasión al límite mediante vestimentas replicadas de las que aparecen en la saga cinematográfica.

De hecho cada 4 de mayo se conmemora el Star Wars Day. Es una fecha especial para todos los fanáticos, quienes muestran su amor por las películas dirigidas por George Lucas. La idea surgió por el parecido fonético entre “may the 4th” y “may the force be with you”, una de las frases icónicas de la saga.

Pero hasta entre los fanáticos hay niveles y uno decidió unir su pasión con sus conocimientos en ingeniería. El resultado se tradujo en una nave X-Wing tamaño real y lo más sorprendente es que se puede usar. Aunque no puede volar sí cuenta con un control remoto inalámbrico que le permite rodar a una velocidad promedio de 6 km/h.

El responsable de esta hazaña es el Dr. Akaki Lekiachvili, quien trabaja como médico en Atlanta en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). En entrevista para CNN señala que su proyectó le costó seis años y todo lo hizo durante sus ratos libres.

De manera natural es un gran seguidor de Star Wars pero su historia es bastante peculiar. Nació y creció en Georgia cuando era una nación dominada por la Unión Soviética. Por lo tanto, todo lo relacionado con el mundo occidental estaba prohibido.

Fue hasta finales de los 80, cuando se mudó con su familia a Estados Unidos, que pudo ver por primera vez las películas de fantasía. A partir de entonces quedó enamorado y su mayor aspiración fue convertirse en jedi y luchar contra “el lado oscuro”.

Sueño convertido en realidad

Por su parte, en el 2016 empezó con el diseño de esta X-Wing de tamaño real. Al principio solo tenía disponibles los fines de semana pero con la llegada de la pandemia tuvo más tiempo libre para concretar su sueño.

Como parte de las características de la nave, tiene propulsores a reacción que se abren y cierran. Mientras que dentro de la cabina hay dos cámaras y un sistema de orientación como el que usó Luke Skywalker en la película original de la saga. De hecho, también tiene en su interior una versión del droide R2D2.

Finalmente este 2022 quedó concluido el proyecto. De momento solo se ha utilizado para algunas presentaciones públicas en las que capta la atención de todos. Pero además también tiene otro objetivo tomado de los tiempos actuales. Busca recaudar dinero para ayudar a la población de Ucrania que desde hace meses sufre de la invasión rusa.