Médicos mexicanos, pioneros en cirugía fetal

496

Un grupo de médicos mexicanos del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer de Querétaro ha salvado la vida de más de 300 menores que en la vida intrauterina padecieron alguna enfermedad letal.

Durante cuatro años, los expertos en medicina y cirugía fetal han innovado en este tipo de intervenciones en México, las cuales ya se realizan en Estados Unidos, Brasil y España pues, en entrevista para Notimex, Rogelio Cruz Martínez explicó que pueden efectuarse, según el tipo de afección de que se trate, desde la semana 15 de gestación o partir del momento en que se detecta la condición médica, como cardiopatía, masas pulmonares, hernia diafragmática congénita, mielomeningocele, hidrotórax, atresia laríngea o bronquial, ablación láser tumoral, destrucción de bandas amnióticas, o gemelos monocoriales.

El responsable de la Unidad de Cirugía Fetal del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer de Querétaro explicó que los procedimientos de cirugía fetal son tratamientos de mínima invasión para la mujer embarazada, ya que en la mayoría de los casos se efectúan bajo anestesia local e incisiones de menos de medio centímetro en el abdomen a fin de introducir las agujas de 2-4 milímetros de diámetro.

El especialista en cirugía fetal destacó que, con mayor frecuencia, se detectan en México afectaciones pulmonares como el tumor de secuestro broncopulmonar, el cual “va creciendo dentro del tórax ocupando un lugar que no le toca, comprimiendo los pulmones y desviándolos hacía el otro lado”; esta masa de tejido puede provocar paro cardiaco y fallecimiento, de modo que el diagnóstico oportuno puede favorecer la cirugía fetal con láser con ayuda de una aguja que entra con anestesia local en el cuerpo de la madre y a través del tórax del producto hasta el mencionado tejido para “destruir la circulación sanguínea hacia el tumor, lo que va a provocar que se vaya encogiendo y desapareciendo”.

En estos casos, el bebé suele nacer con una parte del tumor (que se resuelve espontáneamente), pero se evita la muerte intrauterina al tener el corazón en su lugar y los pulmones desarrollados.

El equipo de especialistas cuenta también con la colaboración de Mónica Cruz Lemini, cardióloga fetal; Antonio Méndez González, experto en medicina y cirugía fetal, e Israel Juárez Cruz, genetista médico y perinatal.

En conjunto han innovado en la intervención de la intubación traqueal fetoscópica, una alternativa a la técnica EXIT y que ha comenzado a replicarse en el mundo, sobre la que Cruz Martínez ahondó:

El día que el bebé ya va a nacer hacemos una endoscopia donde localizamos su boca con una cámara y entramos por ella a la tráquea y el tiempo que estemos ahí pues no pasa nada porque el bebé está dentro de la mamá. Una vez que localizamos la tráquea se coloca el tubo, una porción dentro de la tráquea y otra fuera de la boca pero dentro de la bolsa, se hace la cesárea pero el bebé ya nace entubado, así que ya no hace falta sacarlo sino que se hace una intervención intrauterina con menos riesgos para el bebé y para la madre.

Cruz Martínez recordó que este tipo de cirugías son muy costosas, pues rondan los 10 mil dólares, sin embargo, con apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y diversas fundaciones privadas lograron crear los únicos centros gratuitos del país: el Centro de Valoración y el Centro de Cirugía.

El cirujano fetal recomienda hacer una evaluación ecográfica avanzada en manos de expertos en ultrasonido a fin de detectar afectaciones en el producto.

Imagen: Bigstock