Médicos británicos optan por la “prescripción social” en lugar de los medicamentos

1598

Como es bien sabido, los seres humanos son por naturaleza criaturas sociales, y si bien no todo el tiempo se puede o se necesita estar acompañado, no se puede vivir sin un contacto significativo con otras personas, ya que se ha comprobado que esto puede afectar seriamente la salud.

Desafortunadamente en la actualidad son cada vez más las personas que viven solas y aunque muchas enfermedades graves pueden matar, también lo hace la soledad. Por esta razón, cada vez más médicos británicos están optando por la prescripción social en lugar de medicamentos.

La prescripción social significa que un médico en lugar de prescribir medicinas, receta actividades para que los pacientes conozcan a otras personas y encuentren un nuevo propósito o enfoque, ya que en ocasiones sólo van al consultorio porque necesitar hablar con alguien y no porque se sientan mal”, señaló Rosemarie Jones, médico de cabecera de Lupset Surgery en Wakefield.

Para evaluar su efectividad, un grupo de médicos y académicos hizo un análisis sobre el tema y encontró que la prescripción social se asoció con una reciente caída del 28 por ciento en las visitas a los médicos y una disminución del 24 por ciento en las salas de urgencias.

Por otra parte, un estudio realizado a más de 3 millones de personas hace dos años en el país, demostró que la soledad y depresión aumenta el riesgo de mortalidad un 26 por ciento, convirtiéndose en un problema de salud pública, incluso mayor a la obesidad.

infografia-prescripcion-social-01

Tomando en cuenta esas alarmantes cifras, organizaciones como Wellbeing Enterprises, fundada por Mark Swift, utiliza habilidades de la comunidad para ofrecer atención enfocada en resolver los problemas sociales en las vidas de las personas.

Dicho organismo que tiene como objetivo ayudar a las personas a encontrar las cosas que los hacían sonreír, ofrece actividades como clases de baile en línea y físicas, lecciones de percusión y cursos de pintura. Junto a estas actividades, el centro también brinda sesiones sobre atención, sueño, relajación y debates sobre cómo reconocer los signos y síntomas del estrés.

En México, según datos de la Secretaría de Salud y su Programa de Acción Mental, se calcula que más de 10 millones de personas sufren en la actualidad depresión, lo cual se traduce a un 8.4 de los habitantes del país. Este problema ha sido ubicado entre las principales causas de pérdida de calidad de vida, ausentismo laboral y disminución de la productividad.

De 2014 a 2017, la depresión tuvo un crecimiento de 31 por ciento, al pasar de 69 mil 594 a 91 mil 521 nuevos casos detectados, según el Anuario de Morbilidad de la Secretaría de Salud federal. Los grupos de edad más afectados son los que van de los 25 a los 50 años y las personas mayores de 65.