A lo largo de los últimos días te hemos informado acerca de la situación que enfrentan cientos de médicos generales en nuestro país. Todo parte del hecho de que se sienten engañados. Cada uno aprobó el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) 2020 y con eso obtuvo el derecho a cursar una especialidad. Además los doctores optaron por la opción de hacerlo en el extranjero como fue la novedad en la edición. Y es aquí cuando comienzan las anomalías.

No se han cumplido las promesas del ENARM 2020

En un comienzo se dijo que se habilitarían mil 600 becas para estudiar la especialidad en el extranjero. Las opciones que se manejaron fueron Argentina, Estados Unidos, Canadá, Israel, España, Rusia y Cuba con quienes presuntamente ya se tenían acuerdos.

Al final no fue así y sólo se ofrecieron mil lugares para Cuba. Mientras que otra queja es que sólo hay seis especialidades disponibles. Eso desilusionó a los médicos quienes no se sientes satisfechos con esa opción. Por lo tanto han exigido a la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos en Salud (CIFRHS) que les permita continuar con su formación en algún hospital de México.

La respuesta de las autoridades

El problema ha escalado dimensiones hasta llegar con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell. Acerca del disgusto que viven los médicos, comentó que a nadie se le puede obligar a estudiar en donde no quiere. Aunque también eliminó cualquier posibilidad de abrir lugares adicionales en México.

“Esto es lo que hay. Si estas personas decidieran tomar las plazas disponibles en la República de Cuba sería magnífico. Si la opción no les convence son libres de declinar y si quieren estudiar una especialidad médica en México pueden volver a presentar el examen”.

Por su parte, rechazó que el gobierno federal haya mentido o engañado a los jóvenes. Lo que explicó es que la pandemia ha dificultado los convenios establecidos con otras naciones. Al final la única con la que se consiguió en tiempo y forma fue Cuba. Aunque recalcó que se espera que a futuro se puedan establecer trabajos colaborativos con más naciones.

También recalcó que los lugares disponibles para cursar una especialidad en México son finitos y por eso no se pueden abrir más. Además recordó que para el ENARM 2020 se duplicaron las plazas, las cuales pasaron de poco más de nueve mil a 18 mil 900 lugares.

Por su parte, los médicos generales que se encuentran inmersos en esta situación señalaron que van a continuar con sus manifestaciones. Aseguran que es injusto que no se les ofrezcan otras opciones para la especialidad además de Cuba como se prometió en la convocatoria. Además han dicho que en muchos casos presentaron el ENARM para una especialidad que no corresponde a las disponibles en la isla.

De igual forma, los doctores han calificado como una falta de respeto la respuesta de las autoridades. El hecho de que se les obligue a volver a presentar el ENARM implica pagar de nuevo más de tres mil pesos de inscripción y tener que dedicar meses de su vida a la preparación para la prueba que ya superaron una vez.