Médicos residentes denuncian falta de pagos… ¡otra vez!

Los médicos residentes de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Centro Médico Nacional Siglo XXI no han recibido el monto de sus becas.

346

Hace apenas unos meses se convirtió en noticia nacional el paro de labores realizado por los médicos residentes del país. El motivo fue por la falta de pagos de parte del gobierno. La presión fue mayúscula que de inmediato se realizó una reunión para terminar con el conflicto. En primera instancia se pensó que este tipo de inconvenientes ya no se repetirían pero por desgracia no es así.

Ahora, se nueva cuenta existen denuncias acerca del deficiente pago de becas para los residentes. En esta ocasión son los de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Centro Médico Nacional Siglo XXI los que alzaron la voz. De acuerdo con los pasantes, las becas de marzo, abril y mayo no les han sido depositadas.

De manera más específica se menciona que los pertenecientes a las especialidades de Pediatría, Cardiología, Neurología, Neurofísiología, Psiquiatría infantil, Endocrinología, Gastroenterología, Nefrología, Oncología, Hematología, Patología, Otorrinología, Infectología, Cirugía, Anestesiología, Reumatología, Neonatología y Neumología pediátrica son los afectados.

Al respecto, la Asamblea Nacional de Médicos Residentes (ANMR) explicó que la respuesta de las autoridades ha sido tibia e inconsistente. El pasado 1 de julio se les ofreció un pago mediante vales a cuenta de su sueldo. A pesar de lo anterior, lo que los residentes exigen es que se les deposite de manera íntegra el monto de sus becas.

¿Y las promesas de las autoridades?

Lo más lamentable es que a raíz del conflicto anterior el Senado de la República aprobó una reforma a la Ley General de Salud. Con este cambio se creó la figura legal del médico residente.

Pero como ahora se puede ver, parece que sólo se trató de una promesa para buscar una solución momentánea y no definitiva. Es triste que este tipo de incidentes se presenten con tanta frecuencia porque demuestra la falta de interés del gobierno en turno en las personas encargadas de atender a los pacientes.