Ante la actual pandemia de Covid-19, un área que se ha dejado desprotegida es la conformada por los profesionales de la salud. El resultado se puede apreciar en países como China, Italia y España donde no sólo existe un creciente número de habitantes contagiados sino que el número de médicos y enfermeras infectados es alarmante.

El motivo de esta situación es porque los galenos no cuentan con los insumos necesarios para realizar sus actividades de manera adecuada. Si se considera que este nuevo virus es demasiado sencillo de transmitir, lo primero que se requiere es ofrecer al personal sanitario las medidas suficientes para proteger su integridad.

Médicos están expuestos al Covid-19

A lo largo de los últimos días te hemos informado acerca de las constantes quejas de los médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) debido a que no les han entregado sus Equipos de Protección Personal (EPP), conformados por gafas, respirador N95, cubrebocas especiales, guantes no estériles y batas impermeables.

Lo cierto es que mientras no se entreguen los equipos necesarios, miles de médicos y enfermeras se encuentran expuestos a ser infectados. Al respecto, el presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, advirtió que todos los trabajadores sanitarios dejarán de prestar sus servicios a pacientes sospechosos de Covid-19 en caso de carecer de los materiales de protección sanitaria.

Los trabajadores de la rama médica tienen que estar dotados de lo fundamental: tener tapabocas de alta densidad, mascarillas lentes, guantes, batas desechables. Los trabajadores que no cuente con esta seguridad preventiva de la transmisión del virus, no van a participar en la atención a pacientes sospechosos de contagio.

En ese sentido, no sólo se trata de la integridad del personal sanitario sino que es una manera sencilla de evitar contagios masivos dentro de los hospitales. En caso contrario, los médicos y enfermeras son los más vulnerables ante la actual pandemia que se vive.