mHealth, ¿qué es y por qué es importante para los médicos?

1265

Para nadie es un secreto que la rápida adopción de nuevas tecnologías así como los avances en la materia han puesto de manifiesto una revolución y evolución en más de una industria.

El ámbito mobile, aunque no es nada nuevo, es quizá una de las integraciones tecnológicas más disruptivas de los últimos años.

El sector salud no es ajeno a esta tendencia y los dispositivos móviles -desde smartphones hasta sofisticadas herramientas médicas- en la actualidad figuran como recursos de gran valor en la optimización de la efectividad y precisión del quehacer médico.

Es así como surge el concepto mHealth, mismo que desde su definición más purista hace referencia a la práctica médica que es soportada por diferentes dispositivos móviles para monitorear, prevenir, diagnosticar y apoyar el tratamiento de diferentes patologías así como establecer canales de comunicación más inmediatos y efectivos entre pacientes y médicos. En este contexto, las aplicaciones móviles juegan un rol fundamental.

Hablamos de un mercado que proyecta tasas de crecimiento importantes durante el futuro inmediato. De acuerdo con estimaciones de Allied Market Research, el volumen del mercado mHealth crecerá nivel mundial de 14 mil 510 millones de dólares alcanzados en 2015 a 58 mil 800 millones durante 2020.

A nivel mundial, los ingresos generados por esta relativamente nueva industria se concentrarán, entre 2013 y 2017, en servicios médicos móviles (69 por ciento), venta de equipos (21 por ciento), descargas de aplicaciones, contenido o programas de pago (5 por ciento), tarifas de transacción (4 por ciento) y publicidad (1 por ciento), según cifras de Research2guidance.

mhealth-importante-medicos-01

¿Cuáles son las ventajas del mHealth?

Si bien los beneficios que tanto los pacientes como los profesionales pueden obtener de la práctica médica gestionada a través de dispositivos móviles dependerá de la efectividad en la aplicación de esta tecnología a los procedimientos, tareas y actividades sanitarias, propia de cada institución o médico, es cierto que existen algunas ventajas que son generales y evidentes en términos generales:

  • Tanto pacientes como médicos pueden obtener mayor información de forma más rápida y sencilla sobre los padecimientos, tratamientos, diagnósticos y avances sobre los padecimientos, lo que dotará de efectividad cada visita o encuentro físico entre ambos.
  • Es posible monitorear a distancia patologías crónicas así como la evolución de cada paciente, tema que para los médicos representa la oportunidad de tener un mayor control y conocimiento de sus pacientes de forma personalizada.
  • Muchas aplicaciones de salud pueden resultar un gran apoyo para contribuir al tratamiento de diferentes padecimiento tanto como fuentes de información así como herramientas de control para el paciente.
  • Consultas online así como la entrega de recetas electrónicas, por ejemplo, serán procesos que  ganarán agilidad.

Las ventajas del mHealth tanto para pacientes como para médicos son evidentes; no obstante, también es una realidad que nos enfrentamos a un entorno que demanda procesos y normas reguladoras específicas y, hasta el momento, inexistentes, asunto que deberá ser atendido a la brevedad para mejorar las prácticas médicas en una era cada vez más digitalizada.