A partir de que la farmacéutica AstraZeneca dio a conocer ayer la suspensión de su ensayo clínico de vacuna contra la Covid-19 se han presentado múltiples dudas. En su momento el proyecto fue catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el más prometedor y avanzado de su tipo. Inclusive se firmaron convenios con naciones de América y Europa para vender por adelantado millones de dosis de esta potencial solución.

Pero ahora el ensayo ha sido suspendido de manera temporal y sin anunciar una posible fecha de retorno de actividades. El motivo es la generación de un efecto adverso grave en uno de los participantes. Como respuesta inmediata diversas autoridades sanitarias afirmaron que se debe actuar con calma. Además de indicar que este tipo de situaciones son normales en los ensayos clínicos de vacunas.

Identifican posible enfermedad asociada a la vacuna

Y ahora, a partir de un reportaje publicado por The New York Times, se ha explicado el motivo que ha generado esta situación. Lo que se menciona es que un ciudadano inglés que participa como voluntario en el ensayo desarrolló mielitis transversa.

En este caso, se trata de una enfermedad neuronal que ataca la médula espinal. Por su parte, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) describen que este trastorno neurológico puede dañar o destruir la mielina que cubre las fibras celulares nerviosas.

Dentro de sus consecuencias se encuentran: dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales, y hasta disfunción de la vejiga y el intestino. Además puede llegar a producir cicatrices en el sistema nervioso e interrumpir la comunicación entre los nervios de la médula espinal y el resto del cuerpo.

Por su parte, ni AstraZeneca ni la Universidad de Oxford han aceptado o negado que esta enfermedad sea la causante de la suspensión del ensayo. Lo único que se conoce es que uno de los poco más de 30 mil voluntarios presentó un efecto adverso de gravedad.

También se sabe que se planea continuar con las pruebas a la brevedad, aunque a la fecha no existe una fecha tentativa para que eso ocurra.

México se vería afectado por la suspensión del ensayo

Mientras que en el caso de nuestro país, el Dr. Hugo López-Gatell reconoció que el suceso mencionado podría afectar los tiempos que se tenían previstos en nuestro país. Con base en lo planeado, los resultados finales estarían listos en noviembre y durante el primer trimestre de 2021 iniciaría su aplicación en el país.

Aunque por otra parte, el funcionario detalló que todavía no es momento de sacar conclusiones adelantadas. Además recordó que existen otros ocho proyectos de vacuna en fase 3 de ensayos clínicos. Cualquiera que muestre resultados óptimos puede ser adquirido. De hecho, apenas hoy se dio a conocer la farmacéutica nacional Landsteiner Scientific adquirió 32 millones de la vacuna rusa Sputnik V, misma que será comercializada a partir de noviembre.