Migración sacó del hospital por la fuerza a joven ilegal diagnosticada con tumor cerebral

303

Sara Beltrán Hernández, una indocumentada de origen salvadoreño, quien además es afectada por un tumor cerebral que requiere cirugía, “fue sometida y sacada por la fuerza del hospital donde la atendían ” y enviada a un centro de detención de inmigrantes, en Texas, aseguró Chris Hamilton, el abogado de la mujer centroamericana.

La noticia tuvo repercusión en la comunidad médica, abogados y grupos defensores de los derechos humanos de los inmigrantes, quien han mencionado los posibles alcances de las nuevas leyes migratorias impuestas por el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Mi cliente está sufriendo por una enfermedad que amenaza su vida”, declaró Hamilton a medios locales al referirse a Sara Beltrán, una joven salvadoreña de 26 años de edad.

El abogado defensor explicó que Beltrán Hernández, quien es madre de dos niños, fue atada de manos y pies y posteriormente trasladada en silla de ruedas del Hospital Huguley de Fort Worth al Centro de Detención Prairieland

Es desgarrador e inhumano. Es inaceptable bajo nuestra Constitución e inaceptable desde el punto de vista de los derechos humanos básicos.

Sara Beltrán Hernández fue detenida por agentes migratorios por haber ingresado de forma ilegal a Texas en noviembre de 2015. Desde esa fecha, Sara ha solicitado asilo en Estados Unidos, pero el gobierno se lo ha negado.

Chris Hamilton comentó que él y otros colegas representarán a la joven salvadoreña para formalizar su petición de asilo. “Presentaremos una apelación de emergencia en Texas para que nuestra cliente regrese al hospital. El equipo médico y el equipo legal están dispuestos a conseguirle a Sara el tratamiento que ella requiere con desesperación”, aseguró.

El abogado explico que Beltrán Hernández comenzó a inicios de febrero a sentirse mal por fuertes dolores de cabeza, hemorragias nasales y pérdida de memoria.

La semana pasada los médicos le diagnosticaron a Sara un tumor cerebral y le informaron que requería de una cirugía urgente. 

Imagen: Metro.Us