La lucha por la vacunas contra el Coronavirus no ha hecho más que empezar. Si la semana pasada, la compañía Pfizer presentó su antídoto contra la COVID19 con una eficacia del 90%, hoy, la empresa estadounidense Moderna y los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos han anunciado que su vacuna experimental contra la COVID19 es una de las más avanzadas del mundo y tiene una eficacia del 94,5%.

Moderna y los NIH tienen en marcha un ensayo con 30 mil personas en Estados Unidos. La mitad de los participantes ya han recibido la vacuna y la otra mitad, una inyección de agua con sales como placebo. El primer análisis se ha realizado tras detectar 95 infecciones sintomáticas, 90 de ellas en el grupo que no recibió el medicamento.

El ensayo incluye a 7 mil mayores de 65 años

Moderna ha presentado sus resultados a través de un comunicado de prensa, sin publicar, por el momento, un estudio científico completo revisado por expertos independientes y ha destacado que su ensayo incluye a 7 mil personas mayores de 65 años y a otras 5 mil menores de esas edad, pero con enfermedades crónicas vinculados a un mayor riesgo de COVID grave como obesidad, patologías cardíacas y diabetes.

Esta vacuna de Moderna requiere de dos dosis, espaciadas 28 días y en Estados Unidos tendrá un coste de unos 25 dólares por inyección. Antes de final de año, Moderna tiene previsto fabricar 20 millones de dosis para ser distribuidas por Estados Unidos y su plan es producir entre 500 y 1.000 millones de dosis en 2021.

Esta vacuna se ha elaborado con material genético del virus

Esta vacuna experimental de Moderna no está elaborada con virus atenuados o fragmentos de virus, como se ha realizado tradicionalmente, sino con material genético del nuevo Coronavirus: su ARN, una especie de receta con la que las propias células humanas fabrican proteínas inofensivas del virus. Así se entrenan las defensas del organismo sin riesgo de sufrir la COVID por inyección.

Aunque parezca que la pandemia no avanza de forma positiva, el ya célebre inmunólogo Anthony Fauci (director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, perteneciente a los NIH) ha declarado hoy que “los nuevos resultados son impresionantes, incluso ‘la luz al final del túnel’, pero ha hecho un llamamiento para reforzar las actuales medidas preventivas contra el nuevo Coronavirus: utilizar mascarilla, evitar espacios abarrotados de gente, mantener la distancia física con otras personas y lavarse bien als manos.