A lo largo de los últimos días se ha especulado acerca de una mutación del virus SARS-CoV-2 que de momento sólo está presente en animales. Todo surgió a partir de la identificación de visones infectados en una granja en Dinamarca. A partir de la confirmación se anunció que serían sacrificados más de 10 millones de seres de la especie. Como respuesta inmediata, asociaciones de todo el mundo se mostraron en contra y manifestaron su desconcierto por considerar que se trataría de una crueldad.

Mutación ya llegó a los humanos

Mientras que después de más análisis, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) acaba de publicar un boletín en el que confirma que la mutación es real. Inclusive menciona que se tiene conocimiento de 12 humanos que se han infectado y han presentado la misma mutación.

Lo que se indica es que los afectados tienen cambios genéticos en la proteína S, que forma la espícula del virus. Precisamente es a la que se dirigen los anticuerpos de las vacunas en desarrollo para bloquearlo y conseguir la recuperación del paciente.

A partir de lo anterior, la modificación en la composición genética tendría un impacto directo en la eficacia de las vacunas que están en desarrollo. Estas mutaciones genéticas en la proteína S consisten en tres sustituciones y una deleción.

Además también se menciona que los 12 casos en humanos identificados hasta el momento ocurrieron entre agosto y septiembre en Dinamarca. Aunque un punto muy importante es que no todos habrían tenido contacto directo con la granja de visones que es considerada como la fuente de esta mutación. Por lo mismo, existe el riesgo latente de que existan más personas infectadas con esta variante.

¿Peligro contra las vacunas?

Como conclusión, el organismo europeo advierte que se requiere un control total para identificar todos los posibles casos de esta mutación. De no hacerlo se corre el peligro de que el problema se salga de control y eso amenace con la salud de la población de todo el país e inclusive de otros territorios.

Además también es necesario llevar a cabo más estudios para identificar las posibles afectaciones que esta mutación provocaría en las inmunizaciones que actualmente están en desarrollo. Aunque existen al menos 10 proyectos en la última etapa de pruebas, se considera que todos son insuficientes para combatir esta variante recién descubierta.

De igual forma, se mantiene activa la propuesta de sacrificar a la población de visones en Dinamarca debido a la confirmación de que son animales que alojan esta mutación del virus que inclusive ya pasó a humanos.