Nifty Cup, taza creada para evitar muertes de recién nacidos

456

Existen diversas circunstancias por las cuales la lactancia no puede llevarse a cabo, lo que se convierte en un problema especialmente grave en países en desarrollo, donde la alimentación materna puede significar la diferencia entre vivir o morir para los bebés.

Para atender estos casos, la Universidad de Washington, con apoyo del Seattle Children’s y PATH, una organización internacional dedicada al desarrollo de productos de salud global, han creado, después de cinco años de trabajo, una copa especialmente pensada para bebés con dificultad para succionar nacidos en países de bajos ingresos.

Nifty Cup es una taza de alimentación con un costo de apenas un dólar que próximamente será distribuida a lo largo del continente africano.

PATH señaló que existen unos 7.6 millones de bebés con problemas para amamantarse (1,2 de cada mil nacen con paladar hendido), pero las soluciones domésticas que buscan los familiares son poco efectivas y riesgosas, ya que suelen causar atragantamiento y asfixia. En cambio, Nifty Cup está diseñada para que las mamás se extraigan la leche, y que el bebé pueda comer directamente dela copa.

El pequeño depósito, con capacidad de 40 mililitros, entra en contacto directo con la boca del bebé para que el recién nacido controle el ritmo al que come, a pesar de no tener capacidad completa de ciertas funciones, lo que, a su vez, evita que se derrame leche en el proceso, virtud clave de la copa para conseguir buena alimentación y lidiar con la inanición o desnutrición. Además, está hecha de silicona para facilitar su esterilización en condiciones poco higiénicas.

Imagen: Bigstock