Caso clínico: paciente inglesa contrajo grave infección al probarse unos zapatos

506

En ocasiones, las prácticas que parecen normales y ordinarias pueden convertirse en todo lo contrario y atentar contra la salud, de modo que el peligro siempre se encuentra presente. En ese sentido, comprar zapatos es algo que todas las personas realizamos en varios momentos de nuestra vida, lo que jamás podríamos imaginarnos es que una acción tan sencilla pudiera llegar a costarnos la vida.

En este caso, como lo relata el diario inglés The Sun la situación se presentó en Gales, donde una mujer acudió con su hija de 4 años a un centro comercial para comprar nuevos zapatos con motivo del regreso a clases.

Todo transcurrió de forma normal; sin embargo, los problemas se presentaron un día después cuando la niña amaneció con fiebre, mostraba temblores en todo su cuerpo y sufría convulsiones, por lo que la madre la llevó de inmediato al hospital más cercano.

Aunque al inicio no fue posible identificar el origen del problema, fue necesario realizar una profunda revisión y así detectar que la menor presentaba una severa septicemia. Al entrevistar a la madre identificaron que todo tuvo su origen en una bacteria que ingreso en el cuerpo a través de una herida que la niña tenía en un pie.

De manera más concreta, la menor de edad se probó varios zapatos sin portar calcetines y a través de la herida que tenía en el pie fue que la bacteria la atacó, aunque por fortuna gracias al accionar de los médicos fue que ahora la niña ya se encuentra sana.

Por su parte, el caso muestra la importancia de mantener medidas higiénicas en todo momento, así que no dudes en compartirle la información a tus pacientes para evitar que a ellos les suceda algo similar.