Niños con estos padecimientos tienen un riesgo 25 veces mayor de COVID-19 grave

Los síntomas prolongados de COVID rara vez persisten más allá de las 12 semanas en menores. Sin embargo, algunos tienen un riesgo 25 % de COVID-19 grave.

Los síntomas prolongados de COVID rara vez persisten más allá de las 12 semanas en niños y adolescentes, a diferencia de los adultos. Sin embargo, niños con algunos padecimientos tienen un riesgo 25 veces mayor de COVID-19 grave.

COVID-19 grave: Síntomas prolongados de COVID en niños

La revisión, publicada en Pediatric Infectious Disease Journal. Encontró que los estudios existentes sobre el COVID prolongado en niños y adolescentes tienen limitaciones importantes y algunos no muestran una diferencia en los síntomas entre los que han sido infectados por el SARS-CoV-2 y los que no lo han hecho.

Se presenta como un nuevo informe de investigación de MCRI COVID-19 que también establece que después de 10 meses en circulación. La cepa Delta no había causado una enfermedad más grave en los niños que las variantes anteriores y la mayoría de los casos permanecieron asintomáticos o leves.

Niños con estos padecimientos tienen un riesgo 25 veces mayor de COVID-19 grave

Sin embargo, encontró que los niños y adolescentes con condiciones de salud preexistentes, como; obesidad, enfermedad renal crónica, enfermedad cardiovascular y trastornos inmunológicos, tienen un riesgo 25 veces mayor de COVID-19 grave.

Una revisión sistemática reciente informó que se produjo un COVID-19 grave en el 5,1 por ciento de los niños y adolescentes con afecciones preexistentes y en el 0,2 por ciento sin ellas.

COVID-19 grave: Los estudios actuales carecen de una definición de caso clara y de datos relacionados con la edad

El profesor de MCRI, Nigel Curtis, dijo que aunque los niños con infección por SARS-CoV-2 generalmente eran asintomáticos o tenían una enfermedad leve con bajas tasas de hospitalización, el riesgo y las características del COVID prolongado no se entendían bien.

“Los estudios actuales carecen de una definición de caso clara y de datos relacionados con la edad, tienen tiempos de seguimiento variables y se basan en síntomas informados por los padres o por ellos mismos sin confirmación de laboratorio”, dijo. “Otro problema importante es que muchos estudios tienen tasas de respuesta bajas, lo que significa que podrían sobrestimar el riesgo de un COVID prolongado”.

Es fundamental que los estudios futuros involucren grupos de control más rigurosos

MCRI y la Dra. Petra Zimmermann de la Universidad de Friburgo dijeron que los síntomas prolongados del COVID-19 eran difíciles de distinguir de los atribuibles a los efectos indirectos de la pandemia, como el cierre de escuelas, no ver amigos o no poder hacer deportes y pasatiempos.

“Esto resalta por qué es fundamental que los estudios futuros involucren grupos de control más rigurosos, incluidos los niños con otras infecciones y los ingresados ​​en el hospital o en cuidados intensivos por otras razones”, dijo.

La revisión dirigida por MCRI analizó 14 estudios internacionales que involucraron a 19,426 niños y adolescentes que informaron síntomas persistentes después de COVID-19.

Los síntomas más comunes informados de cuatro a 12 semanas después de la infección aguda fueron dolor de cabeza, fatiga, trastornos del sueño, dificultades de concentración y dolor abdominal.

El profesor Curtis, quien también es profesor de Enfermedades Infecciosas Pediátricas en la Universidad de Melbourne y Jefe de Enfermedades Infecciosas en el Royal Children’s Hospital, dijo que es tranquilizador que haya poca evidencia de que los síntomas persistan por más de 12 semanas, lo que sugiere que el COVID prolongado podría ser menor. más preocupante en niños y adolescentes que en adultos.

Pero dijo que se necesitan con urgencia más estudios para informar las decisiones políticas sobre las vacunas COVID para niños y adolescentes.

Notas relacionadas:

¿Cómo saber si el COVID-19 afectó el desempeño sexual del paciente?

Expertos alertan de que el 30% de los muertos por COVID eran diabéticos

¿Sin síntomas? Señales de que alguien pudo haber tenido COVID-19