Desde el inicio de la pandemia por Covid-19 se han generado múltiples dudas. A la fecha todavía no se ha podido comprobar con precisión el origen de los contagios, aunque al igual que otros tipos de coronavirus, todo podría haber surgido por zoonosis. Por lo mismo, una de las preguntas más frecuentes es si ahora puede transmitirse el virus de animales a humanos.

Animales en riesgo por Covid-19

Al respecto, Francisco Monroy López, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue claro. Hasta ahora no se ha demostrado que los animales de compañía puedan transmitir el virus SARS-CoV-2 a sus propietarios. De hecho, lo que ha ocurrido, aunque en muy pocas ocasiones, ha sido al revés: que los humanos infecten a sus mascotas.

El especialista en medicina preventiva comentó que los animales que se han infectado de forma natural pueden permanecer asintomáticos o desarrollar señales como fiebre, tos, dificultad para respirar, estornudos, vómitos, diarrea o letargia, sin asociarse con cuadros clínicos severos.

Hasta el momento se ha documentado muy poco acerca de la infección en perros. Se han encontrado más casos en gatos, al parecer son más susceptibles, al igual que los hurones.

El veterinario recordó que hace unos meses en Nueva York se presentó un brote respiratorio entre los leones y tigres del Zoológico del Bronx, con signos similares a la Covid-19.

Debido a que no es fácil la toma de muestras en esos animales, se tomó sólo un frotis de exsudado faríngeo en un ejemplar, que dio positivo al virus. Se sospecha que el contagio fue a través de uno de los cuidadores que también dio positivo a SARS-CoV-2 y no tenía signos de la enfermedad.

Precauciones para propietarios de animales

Como se ha demostrado que hay cierto riesgo de transmisión a los animales de compañía, es necesario que los dueños tomen precauciones en caso de contraer la enfermedad. Si la persona vive sola y no hay quien le ayude, debe evitar el contacto directo con sus mascotas. Además debe lavarse las manos antes y después de servirles su alimento o limpiar sus espacios y utensilios. Aunque recalcó que lo más importante es impedir que lo laman o se acerquen, además de usar cubrebocas.

Después de la contingencia y dependiendo de la zona en que se viva, lo más recomendable es reducir la salida de los animales y evitar el acercamiento con otras especies y personas de las que se desconozca situación de salud.