No somos “dioses, magos, ni adivinos”: médicos de Culiacán

278

En el marco de la celebración del Día de Médico (23 de octubre), los galenos de Culiacán, Sinaloa, aseguraron que actualmente la medicina es una de las profesiones más peligrosas en el país, por lo que pidieron a la población no criminalizar su ejercicio.

El hemato-oncólogo Fernando Kamura, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señaló ante el medio local El Debate que “es difícil ser médico y quien lo ejerce tiene que estar comprometido con cada uno de sus pacientes”.

Kamura es el único hemato-oncólogo de la región, de modo que atiende a 360 pacientes pediátricos locales y de entidades como Durango, Sonora, Baja California y Baja California Sur.

El especialista señaló que los están criminalizando, si embargo, aclaró que “ninguno de nosotros venimos con la intención de perjudicar la salud de nuestros pacientes”.

Acotó que los médicos entienden la desesperación de padres y familiares cuando el paciente fallece pero, aunque su compromiso es dar lo mejor de sí, no son “dioses, magos, ni adivinos”, por lo que debe dejar de tomarse venganza y crear una cultura de denuncia contra prestadores del servicio que cometen faltas éticas.

Por su parte, Alfredo Contreras, director de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), señaló que ante los hechos de violencia que se han registrado en la entidad las autoridades de seguridad deben tomar cartas en el asunto y ofrecer soluciones rápidas y confiables para proteger a los profesionales de la salud.

Aprovechó para externar la necesidad de cuidar la infraestructura hospitalaria así como los dispensarios médicos, pues esto ayuda a brindar mejor atención a los pacientes, ya que en estos últimos lugares, por ejemplo, se carece de material quirúrgico y medicinas.