Observan en 3D el interior de una celular infectada por hepatitis C

263

Investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB-CSIC) y del Sincrotrón ALBA, en España, han observado por primera vez el interior de una célula infectada por el virus de la hepatitis C en 3D.

“Hemos visto que tanto las membranas del retículo endoplasmático como las mitocondrias están profundamente deformadas”, declaró Pablo Gastaminza, investigador del CNB-CSIC y autor principal de este trabajo.

En la línea de luz MISTRAL (una de las siete que tiene en marcha el Sincrotrón ALBA, un acelerador de electrones ubicado en Cerdanyola del Vallès, en Barcelona) los investigadores usaron una nueva técnica denominada criotomografía por rayos X blandos (cryo-SXT), la cual es capaz de tomar imágenes en 3D de células completas en su estado natural, sin tratamiento químico previo y sin cortarlas ni desecarlas.

Se trata de realizar “una tomografía a la célula (similar al TAC convencional pero con un millón de veces más de resolución)”, comentó la investigadora del Sincrotrón ALBA, Ana Joaquina Pérez-Berná.

Los investigadotes aseguran que este trabajo muestra que la novedosa técnica es útil en el estudio de alteraciones estructurales ocasionadas por procesos patólogoicos.

Actualmente este método sólo puede efectuarse con el sincrotrón ALBA español, el alemán BESSY, el estadounidense ALS y el inglés Diamond.

El trabajo publicado en ACS Nano (“Structural Changes In Cells Imaged by Soft X-ray Cryo-Tomography During Hepatitis C Virus Infection”) señala que, con el progreso de la infección, las malformaciones del retículo endoplasmático se incrementan, las mitocondrias próximas se corrompen y las estructuras que los comunican se dañan.

Mediante el uso de esta tecnología los autores de la investigación observaron cómo algunos de los antivirales comunes en el tratamiento de la hepatitis C (daclatasvir + sofosbuvir) eran capaces de revertir tales alteraciones en las estructuras celulares.

Gastaminza ha señalado que la técnica que implementaron puede ser muy útil en estudios preclínicos y desarrollo de nuevos fármacos contra la hepatitis C, ya que “permite observar el efecto de diferentes compuestos sobre las distintas estructuras internas de la célula”.

Al respecto, cabe destacar que la hepatitis viral se ha convertido en la principal causa de muerte y discapacidad en el mundo, matando a más personas en un año que el Sida, la tuberculosis o la malaria, esto de acuerdo con una estudio científico publicado recientemente en The Lancet.

Una gráfica de Statista nos muestra que en Estados Unidos, por ejemplo, la hepatitis C pasó de 30 casos por cada mil personas en 2011 a 245 en 2015, lo que da cuenta clara del problema de salud pública mundial en que esta enfermedad viral se ha convertido, motivo por el cual avances tecnológicos como el de estos científicos españoles resultan esperanzadores.

Hepatitis-C-Estados-Unidos-2011-2015

Imagen: Bigstock