x

OJO: Los bebés no nacidos podrían contraer COVID-19

Un Nuevo estudio encontró que un bebé nonato podría infectarse con COVID-19 si su intestino está expuesto al virus SARS-CoV-2.

Un bebé nonato podría infectarse con COVID-19 si su intestino está expuesto al virus SARS-CoV-2. Encuentra un nuevo estudio dirigido por investigadores de UCL con Great Ormond Street Hospital for Children y el NIHR Great Ormond Street Biomedical Research Center.

Bebé y COVID-19: Ciertos órganos fetales, como el intestino, son más susceptibles a la infección que otros.

Aunque el estudio no analizó específicamente a las madres con COVID-19 y si su infección se transmitió a un feto. Descubrió que ciertos órganos fetales, como el intestino, son más susceptibles a la infección que otros.

Sin embargo, los investigadores dicen que las oportunidades para que el virus COVID-19 infecte al feto son extremadamente limitadas. Ya que la placenta actúa como un escudo protector y altamente efectivo, y la evidencia sugiere que la infección fetal, conocida como transmisión vertical. Es extremadamente poco común.

Para el estudio, publicado en BJOG, una revista internacional de obstetricia y ginecología. Los investigadores se propusieron comprender cómo los bebés recién nacidos podrían haber desarrollado anticuerpos COVID-19, como se informó en una pequeña cantidad de casos.

Los investigadores examinaron varios órganos fetales y tejido de la placenta

Específicamente, querían saber si el virus podría transmitirse de una madre infectada al feto por nacer y de qué manera.

Para responder a esta pregunta, los investigadores examinaron varios órganos fetales y tejido de la placenta para ver si había presencia de los receptores de proteínas de la superficie celular, ACE2 y TMPRSS2. Estos dos receptores se encuentran en el exterior de las células y ambos son necesarios para que el virus SARS-Cov-2 se infecte y se propague.

Los investigadores encontraron que los únicos órganos fetales que presentaban tanto el ACE2 como el TMPRSS2 eran los intestinos (intestino) y el riñón. Sin embargo, el riñón fetal está protegido anatómicamente de la exposición al virus y, por lo tanto, tiene menos riesgo de infección.

Por lo tanto, el equipo concluyó que el virus SARS-CoV-2 solo podría infectar al feto a través del intestino y mediante la ingestión fetal de líquido amniótico. Que el feto hace de forma natural para obtener nutrientes.

Bebé COVID-19: En los niños más pequeños, el intestino parece ser más importante para la infección por virus

Después del nacimiento, se sabe que los receptores ACE2 y TMPRSS2 están presentes en combinación en la superficie de las células del intestino humano y del pulmón. Se sospecha que el intestino y el pulmón son las rutas principales de la infección por COVID-19. Pero en los niños más pequeños, el intestino parece ser más importante para la infección por virus.

El autor principal, el Dr. Mattia Gerli (División de Cirugía y Ciencias Intervencionistas de la UCL y Royal Free Hospital) explicó que “se sabe que el feto comienza a tragar el líquido amniótico en la segunda mitad del embarazo. Para causar una infección, el SARS-CoV- 2 tendría que estar presente en cantidades significativas en el líquido amniótico alrededor del feto “.

“Sin embargo, muchos estudios en el cuidado de la maternidad han encontrado que el líquido amniótico alrededor del feto no suele contener el virus SARS-CoV2. Incluso si la madre está infectada con COVID-19. Por lo tanto, nuestros hallazgos explican que la infección clínica del feto durante el embarazo es posible pero poco común y eso es reconfortante para los futuros padres”.

El estudio, financiado por el Consejo de Investigación Médica (MRC) y la iniciativa de respuesta rápida COVID-19 del UKRI. proporciona la información más definitiva, hasta la fecha, sobre la susceptibilidad del feto humano a la infección por COVID-19.

Los autores destacan que el mayor riesgo para el feto durante el embarazo es si la madre se siente muy mal con la infección por COVID-19. En este caso, el virus puede estar presente en alta concentración en el líquido amniótico . Además, podría dañar la placenta, lo que puede provocar un parto prematuro.

Notas relacionadas:

Cinco estrategias para una práctica médica más vital

GRÁFICA: Estos son los estados con los peores servicios de salud

Hospital Regional Lic. Adolfo López Mateos; certificado por el Consejo de Salubridad General

 

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD