Aunque la seguridad del paciente dentro del ámbito hospitalario siempre ha sido una prioridad, es necesario reforzar las medidas para su cuidado. Aunque en algunos casos el riesgo no se puede controlar, también existen situaciones que se pueden prevenir e inclusive evitar. Fue por eso que durante la edición 72 de la Asamblea Mundial de la Salud realizada en 2019 se propuso destinar un día en específico para esta causa.

Las cifras mostradas por la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que cada año se producen 2.6 millones de muertes de pacientes por una atención hospitalaria deficiente. Mientras que el problema se agudiza en los países de bajos recursos.

Por otra parte, también resultaría injusto señalar como responsables de lo anterior a los médicos y enfermeras. En muchas ocasiones influyen otros aspectos como el equipo viejo y obsoleto que existe en las unidades de salud. A la fecha todavía se reporta hospitales que carecen de un recurso necesario e indispensable como el agua. En especial durante la actual pandemia es una situación inadmisible por el propio bienestar de los trabajadores sanitarios.

Por todo lo anterior se llegó a la conclusión de que a partir de este 2020 se celebre el Día Mundial de la Seguridad del Paciente cada 17 de septiembre. Lo que se busca con esta iniciativa es fomentar la comprensión mundial en torno a la seguridad del paciente, aumentar la participación pública en la seguridad de la atención de la salud y promover acciones mundiales para mejorar la seguridad y evitar daños a los pacientes.

Objetivos del Día Mundial de la Seguridad del Paciente 2020

  • Generar conciencia en la opinión pública mundial sobre la importancia de la seguridad de los trabajadores de la salud y su interrelación con la seguridad de los pacientes.
  • Involucrar a múltiples partes interesadas y adoptar estrategias multimodales para mejorar la seguridad de los trabajadores de la salud y de los pacientes.
  • Aplicar medidas urgentes y sostenibles por parte de todos los interesados, en las que se reconozca e invierta en la seguridad de los trabajadores de la salud, como prioridad para la seguridad de los pacientes.
  • Extender el debido reconocimiento a la dedicación y el arduo trabajo del personal sanitario, especialmente en el marco de la actual lucha contra la Covid-19.

Por su parte, la OMS ha planificando una combinación de actividades virtuales y de otro tipo para conmemorar y celebrar esta jornada en septiembre. La marca distintiva de la campaña mundial es iluminar los monumentos icónicos, los lugares de interés y los espacios públicos en color naranja, en colaboración con las autoridades locales. También será un gesto de respeto y gratitud a todos los trabajadores de la salud.

Riesgos a los que se enfrentan los trabajadores de la salud

A su vez, también se reconoce que la pandemia ha puesto de manifiesto las enormes dificultades a las que se enfrentan actualmente los trabajadores sanitarios en todo el mundo. El trabajo en entornos estresantes aumenta los riesgos para la seguridad de los trabajadores de la salud, entre ellos, la posibilidad de infectarse y agravar los brotes en los establecimientos sanitarios, el limitado acceso u observancia en el uso del equipo de protección personal y otras medidas de prevención y control de las infecciones y la inducción a errores, que pueden perjudicar tanto a los pacientes como a los trabajadores de la salud.