ONU, un fracaso en su guerra contra las drogas: IDPC

0
112
Farmacos-Drogas-Ilegales-Adicciones

A escala internacional, la estrategia para reducir el consumo de drogas entre la población en general se ha enfocado en dificultar, incapacitar y eliminar la oferta de narcóticos a escala internacional. Este acercamiento al problema es tan generalizado que incluso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) respalda, de una forma u otra, la guerra contra estos productos.

El Consorcio Internacional de Políticas en Drogas (IDPC, por sus siglas en inglés) calificó los resultados de esta estrategia como un fracaso total. Aseguró en un reporte que, en diez años de guerra contra los narcóticos, los gobiernos del mundo y la ONU solo han conseguido el uso innecesario de las fuerzas del orden e, incluso, la militarización de los países afectados.

Ann Fordham, directora ejecutiva del IDPC, solicitó a la ONU cambiar su enfoque ante el problema de las drogas. En el reporte, señaló su deseo de implementar otras estrategias que sean más efectivas en reducir tanto la producción como el consumo de narcóticos. Especialmente resaltó la necesidad de llegar a acuerdos e iniciativas donde no se afecten negativamente ni la salud, derechos humanos o seguridad de los ciudadanos.

Este reporte es un clavo más en el ataúd de la guerra contra las drogas. El hecho que la ONU y los gobiernos no crean adecuado evaluar el desastroso impacto que han tenido los últimos diez años en la regulación de los narcóticos es, por desgracia, para nada una sorpresa. Los diferentes países miembro se reunirán en la Naciones Unidas en marzo y probablemente solo pondrán un nuevo sello de aprobación a más de lo mismo para la próxima década.

De acuerdo con el reporte, hay dos consecuencias muy importantes de esta política frente a las drogas: encarcelamiento masivo y mayores índices violencia. El IDPC sostiene que hasta uno de cada cinco prisioneros por narcóticos están cumpliendo sentencia por uso personal, mientras señala a México (con más de 31 mil muertes en 2017) como el ejemplo perfecto de los efectos que el uso de la fuerza tiene en la calidad de vida de la ciudadanía en general.

Taboola