Hace algunos días, hacíamos énfasis que mudarte es un gran cambio. Así que, si te ofrecen un trabajo en otro lugar, no puedes tomar la decisión a la ligera. También exploramos algunos factores a considerar antes de transformar tu vida. Sin embargo, estos elementos no son los únicos que hay que observar. Hay otros, no menos importantes, que debes tener en mente:

1Qué sigue después de mudarte

Si cambiar donde vives es un requisito para el nuevo trabajo, es por algo. Un centro médico o negocio de salud no ofrece este tipo de oportunidades a la ligera. Debes analizar perfectamente el puesto que vas a desempeñar y a dónde llevara tu carrera. Tal vez se trata de una plaza temporal, que abandonarás tras unos. Pero si se trata de un rol de gestión fundamental, la situación cambia.

2Ten preparado un plan de escape

Imagina que, incluso después de mucha consideración, tu decisión es mudarte. Pero, tras unos meses, la experiencia no es tan positiva como lo habías imaginado. Entonces, necesitas un plan alternativo en caso que las cosas no salgan conforme lo planeado. De lo contrario, puedes verte atrapado en una situación desagradable donde no tienes más que “sobrevivir” al mal trago.

3Busca ayuda y consejo de otras personas

No todas las decisiones debes tomarlas sin apoyo. Conversa con amigos u otros miembros de tu familia sobre mudarte. Así, podrás obtener una visión distinta del problema e, incluso, algunas soluciones interesantes. Preferentemente, comenta la situación con colegas de trabajo. Ellos podrán darte la visión más neutra sobre qué puede convenir a tu carrera médica.

4Pregunta si puedes tener un “periodo de prueba”

Aceptar mudarte y desempeñarte en un nuevo trabajo no solo es un compromiso tuyo hacia la empresa. El centro médico también debe convencerte que es de tu interés quedarte allá. Incluso si no te lo ofrecen, pregunta a tu supervisor si puedes estar un par de meses probando las cosas. Así, tanto tú como ellos pueden saber si funciona, sin un compromiso definitivo.

5Evita sobrepensar las cosas

Como cualquier decisión importante, es crucial encontrar un balance. No es conveniente que vayas a mudarte sin revisar pros y contras. Pero tampoco es positivo pasar días, semanas, meses considerando cada escenario. Una exitosa carrera médica se caracteriza por ser inteligente, pero también por correr riesgos. Incluso si no sale bien, siempre se puede corregir el camino.