La actual pandemia ha provocado fuertes daños en las personas que resultan infectadas pero también existen otros indirectos en el resto de la población. Los principales y más visibles son los aspectos económicos que se traducen en millones de despidos alrededor del mundo. Derivado de las medidas de restricción, las empresas tomaron la decisión de despedir a los empleados hasta provocar una de las crisis financieras más graves de la era moderna.

A su vez, una consecuencia que se ha hecho visible en países como México es la drástica disminución en el número de personas interesadas en donar órganos. Desde antes de la crisis sanitaria ya era un problema nacional pero ahora se ha intensificado.

ISSSTE reactiva donaciones de órganos

Por lo anterior y con motivo del Día Nacional de la Donación y Trasplante de Órganos, que se celebra cada 26 de septiembre, se hizo un anuncio especial. El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) dio a conocer la reactivacion del Programa Institucional de Donación de Órganos y Tejidos en la nueva normalidad. Para su implementación se garantiza el cumpliendo de estrictos protocolos de bioseguridad, los cuales incluyen realizar a todos los donantes pruebas para descartar casos Covid-19.

Por su parte, la titular del Programa Institucional de Donación de Órganos y Tejidos del ISSSTE, Lizaura Gómez Flores, dio a conocer un par de casos concretos. A finales de agosto de este año el Hospital General “Ismael Vázquez Ortiz” de Querétaro concretó con éxito dos donaciones de tejidos en las que se obtuvieron las córneas y tejido músculo esquelético. Con esto se planea beneficiar a cerca de 200 personas que requieren rellenar defectos óseos, lesiones por tumores, implantes en cirugías reconstructivas, prótesis para fijación de columna o reparación de lesiones ligamentosas complejas.

La primera donación provino de un paciente masculino de 56 años, quien lamentablemente padecía insuficiencia cardiaca avanzada y falleció por paro del corazón. Mientras que la segunda fue de un hombre de 59 años, cuya muerte se debió a complicaciones de enfermedad renal crónica.

Los dos casos son dignos ejemplos de generosidad, aunque por desgracia la cifra de mexicanos registrados para donar órganos o tejidos es insuficiente para la cantidad de personas que requieren un trasplante.

Participación del personal médico

A su vez, el Coordinador de Donación del Hospital General “Ismael Vázquez Ortiz”, Juan Arreola, dijo que la reactivación no sería posible sin el apoyo y excelente trabajo del personal del ISSSTE de esta unidad médica.

De acuerdo con las cifras del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), existen poco más de 23 mil mexicanos registrados que requieren de una donación. Mientras los meses más críticos de la pandemia las intervenciones fueron mínimas, se espera que con esta reactivación poco a poco ocurran más.