Durante 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó casi 10 millones de víctimas de cáncer. Asimismo, se calcula que el año anterior cerró también con poco más de 18 millones de nuevos diagnósticos. La cada vez mayor incidencia de esta enfermedad tiene múltiples raíces. En parte, están las elecciones de estilo de vida, como el tabaco y la cultura alimenticia occidental.

Pero sin lugar a dudas, un gran factor son los virus. En entrevista con Notimex, el investigador de oncogenómica Horacio Astudillo de la Vega recordó el rol de los patógenos en el cáncer. Estos microorganismos son, en promedio, responsables de provocar 1 de cada 5 tumores malignos. Sin embargo, cinco especies son las que acaparan la gran mayoría de los incidentes.

De acuerdo con Astudillo de la Vega, se trata del Virus del Papiloma Humano (VPH), los de la hepatitis B y C, el linfotrópico T humano tipo 1 (HTLV1) y el de Epstein-Barr. El especialista afirmó que, solo en México, 14 de cada 100 pacientes fallecen por cáncer. De estas víctimas, poco menos de 3 desarrollaron su tumor por culpa de una infección viral que no fue bien atendida.

Virus y cáncer: una asociación mortal

El especialista afirmó que los pacientes con una infección crónica por hepatitis B o C pueden desarrollar cirrosis. En el peor de los casos, este mismo padecimiento evoluciona en cáncer de hígado. Algo similar ocurre con el VPH. Hasta el 70 por ciento de la población es portadora del patógeno. Pero sus versiones más peligrosas tienen habilidades oncogénicas.

De hecho, el VPH es responsable de 7 de cada 10 casos de cáncer cervicouterino. Asimismo, podría estar relacionado a tumores en pene, vagina, vulva y ano. Por otro lado, el virus HTLV1 está asociado a algunos tipos de leucemia. Finalmente, el Epstein-Barr afecta a mayores de edad y se contagia por saliva. Astudillo reafirmo que, aunque no siempre provoca un crecimiento oncogénico, sí es un factor de riesgo añadido.

Astudillo de la Vega recordó que el cáncer es la tercera causa de muerte en el país. Reafirmó que uno de los grandes retos del sector salud en México es la detección oportuna. Pidió a los profesionales de la salud a incentivar el tamizaje regular entre sus pacientes. También recordó que existen vacunas que pueden defender al organismo de infecciones por estos peligrosos virus.