Para el médico: consejos para cuidar la salud luego de los 40

36

A pesar de que la vida de los doctores y enfermeros consiste en cuidar la salud de sus pacientes, la verdad es que, en muchas oportunidades, ellos terminan descuidando su propia salud.

La rutina de vida diaria de los médicos puede ser verdaderamente extenuante; jornadas de trabajo extendidas, años consecutivos de guardias nocturnas y una exposición permanente a situación de estrés agudo.

Aunque tal vez no lo sientas ahora, la exigente rutina de vida que llevan los trabajadores sanitarios suele pasar una fuerte factura. Por lo general, estas consecuencias no las verás en seguida, sino luego de cumplir cierta edad.

Luego de cumplir los 40 años, el riesgo de sufrir ciertas enfermedades aumenta exponencialmente. Por lo tanto, resulta necesario comenzar a implementar nuevas rutinas de vida más saludables, alimentarse mejor, evitar las grandes cargas de estrés.

No importa si eres hombre o mujer, si estás cerca a cumplir los 40 años, entonces deberías considerar estos 5 consejos para cuidar tu salud a diario.

Ejercicio diario

Sabemos que puede resultar algo difícil incluir tiempo para ejercicios en tu rutina diaria. Sin embargo, luego de cierta edad, más que importante, es necesario. Hacer ejercicio diariamente te ayudará a mantener en el mínimo el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y, además, te ayudará a lucir mucho mejor.

No necesariamente debes pasar dos horas diarias en algún gimnasio. Salir a trotar en las mañanas puede ser una gran práctica que no afecte tu agenda; también puedes de investigar un poco sobre rutinas de ejercicio en casa para realizar antes de dormir.

Lleva agua contigo

Todos conocemos la importancia de mantener nuestro cuerpo hidratado para evitar el envejecimiento, sin embargo, pocas son las personas que cumplen al pie de la letra con esta recomendación.

El principal motivo tiene que ver con el movimiento durante las guardias, que a veces no deja tiempo ni para tomarse un vaso de agua. En este caso, una gran práctica es llevar contigo siempre un termo lleno.

¡No fumes!

Si aún eres de ese 13% de los médicos en ejercicio que fuman, posiblemente deberías comenzar a considerar dejarlo. 

Las consecuencias negativas del tabaquismo se suelen acentuar luego de alcanzar los 40 años: riesgo de infarto, impotencia sexual, cáncer de pulmón, etc.

Cuidate del sobrepeso

Cuando nos acercamos a los 40 años, nuestro metabolismo comienza a desacelerar, por lo que ahora deberás tener mucho más cuidado con lo que comes.

Si estás cerca de esta edad, deberías considerar reducir sustancialmente las comidas en la calle y comenzar a  cocinar en casa. Lo mejor es que comiences a incluir mayor cantidad de alimentos verdes, eliminar el azúcar procesado y cambiar el café por un buen té.

Tómalo con calma

Sabemos lo estresante que puede llegar a ser una guardia en emergencias. Sin embargo, en este punto debes comenzar a cuidar tu salud. La exposición a constantes situaciones de estrés puede causar un daño permanente en tu salud.

Aunque no es fácil, debes hacer un esfuerzo por tomarlo con la mayor calma posible. Formarte en prácticas como la meditación, el mindfulness o hacer yoga, pueden ser excelentes herramientas para llevar una vida más calmada.