A escala internacional, el movimiento antivacunas gana fuerza. Esta ideología no solo es uno de los peligros más importantes para la salud global. Además, ha provocado que incluso países como Costa Rica sufran sus primeros brotes en años. Por supuesto, aún hay esperanza en pequeñas acciones individuales. Pero la responsabilidad tiende a recaer en los grandes agentes del entorno.

Uno de ellos es el gigante tecnológico Facebook. Su plataforma de redes sociales está plagada de  contenido antivacunas generado por múltiples usuarios. Esta información ha sido un factor crucial en el alcance de la desinformación sobre estos fármacos. La inacción de la compañía es objetivo constante de críticas y reclamos del sector salud. Pero finalmente se vislumbra un cambio.

De acuerdo con CNN, un representante anónimo de Facebook afirmó que la red social trabaja en un programa para luchar contra la desinformación y los movimientos antivacunas. Para este objetivo, la plataforma digital sostiene reuniones con equipos de médicos y expertos de la salud. El objetivo de la campaña no sería eliminar estas publicaciones, sino hacerlas menos visibles.

Por ejemplo, los grupos de Facebook que promocionan datos antivacunas no se mostrarían en las sugerencias de los usuarios. Además, cualquier contenido que atente contra la integridad de estos fármacos sería enviado al fondo de los newsfeed de las personas. También se podrían cambiar los esquemas de comercialización del sitio, para evitar publicidad que fomente la desinformación.

Antivacunas y libertad de expresión

Facebook ha sido de las últimas plataformas sociales en atender el problema de los antivacunas. Desde hace tiempo Youtube no permite que aparezcan anuncios en videos desinformativos. Por su parte, Pinterest bloquea por completo la habilidad de enlazar a sitios con datos falsos. Algunos expertos afirman que la red social de Mark Zucerberg debería tener medidas igual de estrictas.

Otros especialistas creen que el enfoque de Facebook es el adecuado. Lata Nott, defensora de la libertad de expresión, afirmó a CNN que la plataforma ha evitado censurar a los antivacunas. Al mismo tiempo, tampoco recomendaría el contenido falso a los usuarios generales. El acercamiento podría ser el más efectivo para evitar problemas legales y cumplir con su responsabilidad social.

Taboola