Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

El láser es una de las técnicas que, cada vez, más se utilizan en Medicina y desde hace varios años, se utiliza en la recuperación de lesiones bajo del denominador de la laserterapia, aunque las técnicas de tratamiento han experimentado una revolución hace relativamente poco, con un cambio más de calidad que en cantidad. Es decir, se trata del uso del láser de alta intensidad en fisioterapia que cambia, de forma absoluta, las posibilidades de aplicación.

La laserterapia actúa bajo bioestimulación y estimulación fotomecánica

En fisioterapia, el láser implica enviar un rayo electromagnético a una zona determinada del cuerpo humano, en este caso, con fines terapéuticos. La laserterapia actúa sobre las células bajo los principios de la bioestimulación y la estimulación fotomecánica. Asimismo, se puede destacar la fisioterapia, el láser puede funcionar bajo distintas intensidades o potencias, de las que dependerá también la longitud de onda.

La llegada del láser de alta intensidad ha multiplicado los efectos positivos de la laserterapia y algunos equipos pueden utilizarse con diferentes longitudes de onda y, por tanto, con un rango de mayor alcance y penetración en los tejidos y es que, ahora, se pasan de potencias entre 1 y 3 vatios. El láser de alta intensidad proporciona ventajas evidentes porque mitiga el dolor inherente al tratamiento y rebaja la inflamación y mejora la cicatrización, ayudando así con los efectos bioquímicos.

La terapia con láser es indolora

Una de las principales preocupaciones de los pacientes es el dolor pero, lo cierto es que la terapia con láser es indolora y, aunque se note un aumento de temperatura en la zona tratada, no es invasiva y no tiene contraindicaciones absolutas. Se debe destacar, asimismo, que el láser actúa sobre la membrana celular, generando un efecto fotoquímico, que facilita la regeneración tisular, reducción del dolor y rebaja los efectos inflamatorios, con una serie de efectos fisiológicos:

  • Aumento de la vasodilatación.
  • Aumento de la actividad metabólica.
  • Mejora el drenaje linfático.
  • Aumenta el umbral del dolor.
  • Los estímulos actúan sobre la inflamación.

La laserterapia se utiliza para tratar una amplia gama de problemas físicos, y es por eso por lo que el láser de alta intensidad es una herramienta muy útil para la fisioterapia avanzada y en fisioterapia se suele utilizar en combinación con otras técnicas, aunque, a veces, también como terapia única, hasta dos veces al día y variando la intensidad.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica