Después del sismo magnitud 7.5 que se registró la mañana de este 23 de junio en nuestro país, de manera paulatina regresa la calma en la población. Con epicentro en Oaxaca, el movimiento fue perceptible en gran parte del centro y sureste de México.

Sin daños en unidades públicas de salud

Acerca de esta situación, la Secretaría de Salud (SSa) dio a conocer a través de tus redes oficiales que tanto pacientes como personal de los Institutos Nacionales y Hospitales de Alta Especialidad se encuentran a salvo. Hasta el momento no se reportan incidentes mayores que pongan en peligro vidas humanas.

De cualquier forma la SSa indicó que personal de Protección Civil se encargará de revisar todas las instalaciones para identificar si existen afectaciones mayúsculas.

A su vez, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, mencionó que se encontraba en la oficina general de la institución. Ante el suceso de inmediato se evacuó el edificio y se procederá a hacer la inspección correspondiente.

Por lo pronto, de acuerdo con Protección Civil, hasta el momento no se han reportado hospitales con daños o afectaciones que pongan en peligro la integridad de los trabajadores y pacientes.

Finalmente, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) publicó que todas sus unidades fueron evacuadas sin incidentes. De momento tampoco se reportan afectaciones graves aunque se realizarán las revisiones necesarias de inmediato.