El mundo ha superado los 23 millones de contagios por Covid-19 y los pronósticos señalan que el problema se mantendrá durante un largo período de tiempo. Mientras que en América no se ha logrado tener un control, en Europa ahora la preocupación es la segunda ola de casos que inclusive podría provocar más daños que la primera. Por lo mismo es que las medidas de protección de deben mantener pese a que existe un proceso de regreso a las actividades cotidianas en la mayoría de naciones.

En ese sentido, hasta este momento se mantiene la idea de que todos los que han estado en contacto directo con un caso positivo de Covid-19 se deben someter a la prueba de detección. Inclusive forma parte del protocolo que han adoptado varios países como estrategia para identificar posibles casos.

Cambios en protocolos dentro de EE.UU.

Aunque ahora este pensamiento podría cambiar debido las nuevas pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Lo que se establece es que ya no se recomienda someter a la prueba de detección Covid-19 a todos los que hayan estado en contacto con un caso positivo. Ahora sólo se recomienda a quienes presenten síntomas, por lo que si se estuvo cerca de una persona infectada pero no se desarrollan molestias ya no es necesario el examen viral.

De esta forma, en la página de los CDC se observa la nueva recomendación para la realización de pruebas diagnóstico. Aunque lo que se mantiene es que todos los que se sometan a esta revisión deben permanecer aislados durante al menos 14 días.

Si ha estado en contacto cercano (2 metros o menos) de una persona con una infección por Covid-19 durante al menos 15 minutos, pero no tiene síntomas, no necesariamente necesita una prueba a menos que sea un individuo vulnerable o su proveedor de atención médica o funcionarios de salud pública estatales o locales le recomiendan que se haga una.

¿Qué pasará con casos asintomáticos?

Pese a la decisión tomada en Estados Unidos, existen otros países que piensan distinto y hasta el momento no han declarado si también piensan cambiar sus protocolos. El mayor motivo es porque se estima que al menos la mitad de los casos son asintomáticos. De esta manera, aunque las personas afirmen sentirse bien y no presentar molestias, podrían estar infectadas y esparcir el virus sin darse cuenta.

Mientras tanto se debe recordar que la modificación sólo se aplica en la Unión Americana. En casos como México no hay cambio de instrucciones y todos los que hayan tenido contacto directo con casos positivos de Covid-19 se deben someter a la prueba diagnóstico para identificar si también están infectados o no.