El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) ha emitido una alerta. En ella, recomienda a toda la población del país suspender de inmediato el consumo de lechuga romana. La dependencia norteamericana afirma que se detectó un peligroso brote de Escheriechia coli. Por esta bacteria, ya se han reportado 32 infecciones en toda la nación.

En su comunicado, el CDC afirmó que se han reportado casos en 11 estados. Igualmente, la Agencia de Salud Pública de Canadá registró 18 personas infectadas. De acuerdo con ambas dependencias, se trata de la cepa de E. coli O157:H7. Evidencia recopilada por ambas agencias asegura que el brote pudo haber comenzado por la ingesta de lechuga romana.

Implementan medidas contra la lechuga para frenar el brote de E.coli

Para evadir cualquier riesgo, se recomendó tirar directamente cualquier lechuga romana. Lo anterior incluye todo tipo o parte del vegetal. Asimismo, se sugirió desechar bolsas y cajas del alimento precortado. Igualmente, cualquier ensalada o mezcla que incluya esta planta debería ser eliminado inmediatamente. Si bien no se lleva ninguna muerte, ocurrieron ya 13 hospitalizaciones.

También recomendó el CDC a restaurantes y comerciantes suspender la venta de la lechuga. A los consumidores se les recomendó tirar cualquier residuo a la basura. Esta indicación debería aplicarse incluso si se consumió parte del vegetal sin que nadie se enfermara. Incluso, se pidió a las familias lavar y desinfectar cajones y recipientes que se utilizaran para contener el alimento.

La Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA) trabaja en conjunto con Canadá. Scott Gotlieb, comisionado de la agencia, señaló que la cepa podría estar relacionada a brotes registrados hace unos meses. Entonces, la dependencia no tenía suficiente evidencia para solicitar a los comerciantes retirar la lechuga de los anaqueles.

Sara Sroscher, directora adjunta de asuntos regulatorios del Centro para la Ciencia en el Interés Público, afirmó que lavar la lechuga no es suficiente para eliminar el riesgo. Señaló que encontrar la fuente de contaminación será complejo. Esto, porque múltiples intermediarios están involucrados en el empaquetado de la verdura.