El recuento actualizado de la Secretaría de Salud (SSa) señala que van 642 mil 860 casos positivos y 68 mil 484 defunciones por Covid-19 en nuestro país. Con esto, nuestro país se mantiene en cuarto lugar a nivel mundial con respecto a las víctimas, tan sólo por debajo de Estados Unidos, Brasil y la India. La situación es bastante grave y además se debe contemplar que se puede prolongar durante varios meses más.

Por su parte, tanto el gobierno federal como los representantes sanitarios han declarado que México ya logró controlar la epidemia. Su fundamento se basa en que durante las últimas semanas ha disminuido la ocupación hospitalaria. Por lo mismo señalan que la tendencia va a la baja. Aunque dentro de las cifras persisten los cientos de fallecimientos y miles de nuevos casos diarios.

Fue a partir del actual panorama que seis de los últimos secretarios de Salud que ha tenido nuestro país presentaron un programa de trabajo llamado Plan Nacional de 8 Semanas. La iniciativa está firmada por Salomón Chertorivski, José Ángel Córdova, Julio Frenk, Mercedes Juan, José Narro y Guillermo Soberón.

Lo que México debería copiar a otros países

Lo que resume el trabajo es que sí es posible controlar el problema de salud a corto plazo. En primer lugar se menciona la necesidad de generar un mapa de infección de todo el territorio nacional. El principal objetivo es conocer todos los casos positivos y las personas con las que tuvieron contacto para que se les aplique un examen de detección.

A pesar de que el Dr. Hugo López-Gatell e inclusive la Organización Mundial de la Salud (OMS) han señalado que no es conveniente la aplicación masiva de pruebas en México, los ex funcionarios opinan lo contrario. Para ellos ha sido la clave para que naciones como Canadá, Corea del Sur y Vietnam lograran proteger a su población en un período de dos meses.

De igual forma, se critica la resistencia del gobierno actual acerca del uso de cubrebocas. Los especialistas citaron el reciente estudio del Instituto de Métricas y Evaluación en Salud de la Universidad de Washington. El trabajo menciona que si realmente todos los mexicanos utilizaran mascarilla se podrían evitar hasta 27 mil muertes en nuestro país durante lo que resta de este año.

De tal forma, si se aumentan las pruebas de detección, se evitan las conglomeraciones y se incentiva el uso de cubrebocas, se lograría un control real del brote en ocho semanas. De lo contrario va a continuar la tendencia a la alza como hasta ahora.