La cuestión del embarazo en México no planificado es un problema significativo. Si bien la población más afectada es la adolescente, el uso de anticonceptivos aún es bajo en el país. El más utilizado es, por supuesto, el condón. Pero a pesar de ser una buena alternativa para la prevención de infecciones, su efectividad al prevenir la fecundación es relativamente mala.

Ante esta circunstancia, Samuel Santoyo cree necesario promover el uso de otros métodos anticonceptivos. En particular, los fármacos orales hormonales. En entrevista con Saludiario, reafirmó que estos medicamentos tienen usos que van más allá de la prevención del embarazo. Sin embargo, comentó que son pocos los pacientes quienes conocen estas ventajas.

[Es muy bajo el segmento de la población que recibe información sobre las propiedades complementarias de los anticonceptivos hormonales]. Creo que los pacientes desconocen estos beneficios adicionales. Por eso, en muchas ocasiones tienen miedo de usarlos. Quienes suelen dar la información son amigas, vecinas, familiares. […] Los eventos de difusión de información deberían ser muy frecuentes. Así se les podría hacer llegar información fidedigna a la gente.

Características complementarias de los anticonceptivos

Santoyo apuntó que estos fármacos no solo reducen el riesgo de embarazo. Se ha demostrado que tienen un efecto protector en cáncer de ovario y endometrio. Síndrome de Ovario Poliquístico, anemia, dismenorrea e infertilidad primaria también pueden mejorar con su uso. Además, reafirma que en México se tienen disponibles anticonceptivos de alta efectividad. Y más importante aún, profesionales de la salud altamente preparados que conocen estas propiedades complementarias.

Los médicos familiares, de primer contacto en México están muy actualizados. Incluyendo a las enfermeras, están muy especializados y conocen el funcionamiento de métodos anticonceptivos. […] Estoy seguro que ellos pueden transmitir esta información a los pacientes. Entonces, ¿qué necesitamos? Que la gente sepa de la existencia de estos centros de atención y acudan a solicitar la información. Pero que también exijan que se les proporcionen los fármacos y dispositivos.

Ante la alta preparación del sector salud y la baja difusión de estas capacidades complementarias, el ginecólogo señaló que la desinformación y los tabúes son responsables de este fenómeno. Reafirmó que todos los agentes del entorno, médicos, instituciones de salud, sector público y medios de comunicación, deben asumir la responsabilidad de transmitir estas ideas a la gente.

Taboola