Política de cero tolerancia a la violencia en contra de los trabajadores de la salud

349

“El gobierno está determinado a asegurar que el personal que dedica sus vidas a cuidar de otros no sea recompensado con intimidación y violencia.”
National Health Service (NHS), zero tolerance campaign.

La violencia en contra del personal de la salud no es algo nuevo. En EE. UU. se estima que de 2002 a 2013 los incidentes graves de violencia fueron cuatro veces más comunes en el área de la salud que el promedio de las industrias privadas. En 2003 la OMS publicó una comparación de las guías de EE. UU., Gran Bretaña, Australia y Suecia para combatir la violencia en el sector salud. Es falso que este tipo de violencia exista únicamente en México o sea propio de países en vías de desarrollo. La diferencia es que mientras que en algunos países se llevan estadísticas y se han tomado medidas desde hace muchos años, en México, como en muchos países de Latinoamérica, ni siquiera tenemos estadísticas completas para saber que tan grande es el problema.

Desde que inicio la pandemia de coronavirus y se declaró la emergencia sanitaria en México
hemos visto que la violencia aumentó, se salió de control y se hizo más cruda, pero debemos de reconocer que no va a desaparecer con el fin de la emergencia, simplemente va a regresar al interior de las consultorio, clínicas y hospitales.

¿Qué hacer?

En palabras del Dr. James P. Phillips (NEJM, 2016): “A pesar de que el sector salud está entre las industrias sujetas a mayor violencia, los investigadores aún deben descubrir estrategias de reducción estadísticamente significativas y de aplicación universal.” Por lo que no existe una solución sencilla. En mi opinión debemos de tomar el ejemplo de la NHS de Gran Bretaña que en 1999 inició con una campaña de cero tolerancia para erradicar la violencia en contra del personal de salud.

Debemos de advertir al público en general que no vamos a permitir más violencia y que todo acto será denunciado a las autoridades y estas investigarán y sancionarán a los responsables. La cero tolerancia nos ayudará a llevar un mejor registro de los eventos de violencia, conocer su distribución en nuestro país, generar estrategias y brindarle atención psicológica a las víctimas de la violencia.

En la actualidad vemos que tanto en el congreso de la unión como en los congresos locales se han presentado iniciativas para aumentar las penas a los que agredan al personal de la salud. ¿Está estrategia funciona? Depende del sistema de impartición de justicia. En Estados Unidos 47 estados de la federación cuentan con penas agravadas en caso de violencia en contra del personal de salud. En la India 19 estados cuentan con penas similares. ¿La diferencia? Estados Unidos tiene un sistema de impartición de justicia más robusto que en la India, por lo que la medida ha sido más exitosa en EE. UU.

En México nos parecemos más a la India que a EE. UU. en acceso e impartición de justicia. Según la última encuesta ENVIPE, 9 de cada 10 delitos no se denuncian y la gran mayoría de los delitos quedan impunes, por lo que aumentan las penas es sólo parte de la solución, pero no podemos quedarnos con eso, tenemos que implementar otras estrategias como una campaña nacional de Cero Tolerancia.