Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Ya estamos a punto de iniciar la etapa de vacunación en Ecuador y son muchas las dudas que se tienen al respecto. Ya solo, no es la preocupación por la cadena de refrigeración que requiere la vacuna de Pfizer, sino a esto se le suma las condiciones que deben tener los pacientes sanos antes de ser vacunados.

Varios países han estado alertando que las personas que no beban alcohol durante dos meses cuando se vacunan contra el coronavirus y otras enfermedades. Y esto se debe a que hay indicios de que el consumo moderado de alcohol afecte la protección que desarrolla su cuerpo después de recibir una vacuna. Pero ¿Qué hay de cierto de que la vacuna no tenga efecto?

Te puede interesar también: Vacuna de AstraZeneca falla la última prueba

¿Pueden los pacientes beber alcohol antes y después de las vacunas?

La recomendación para los pacientes siempre debe ser no tomar alcohol ni alimentos dentro de unas horas, antes y después de la vacuna. Sin embargo, está bien beber alcohol después de otras vacunas.

No hay evidencia de que beber con moderación sea perjudicial después de la mayoría de las vacunas. En general, existen varias razones para evitar el consumo excesivo de alcohol después de una vacuna.

El consumo excesivo de alcohol puede enmascarar potencialmente los efectos secundarios de la vacuna y dificultar la determinación de los efectos secundarios atribuibles a la vacuna o al alcohol.

Generalmente, el alcohol no interactúa con las vacunas. Sin embargo, es mejor evitar el exceso de alcohol después de una vacuna. Demasiado alcohol puede enmascarar los efectos secundarios de la vacuna y no sabrá si la vacuna o el alcohol están provocando una reacción. Por ejemplo, el alcohol puede causar dolores de cabeza, pero también lo pueden hacer muchas vacunas.

Además, beber demasiado alcohol con regularidad puede afectar su sistema inmunológico y su capacidad para combatir infecciones. Según los CDC, el exceso de alcohol (15 o más bebidas a la semana para los hombres, ocho o más bebidas a la semana para las mujeres) puede inhibir su sistema inmunológico, lo que aumenta las posibilidades de enfermarse.

¿Puede el alcohol alterar la eficacia de una vacuna?

Si bien el alcohol no está contraindicado con las vacunas per se, ¿podría afectar la efectividad de la vacuna? Un estudio sugiere que, si bien el consumo excesivo de alcohol es perjudicial para el sistema inmunológico, un consumo moderado (hasta una bebida al día para las mujeres y hasta 2 bebidas al día para los hombres) posiblemente podría estimular el sistema inmunológico.

Sin embargo, este es todavía un fenómeno poco conocido y las personas varían mucho; por ejemplo, un paciente con antecedentes de abuso de alcohol no debe intentar consumir alcohol como refuerzo del sistema inmunológico.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.