¿Por qué la industria cardiológica te puede hacer millonario?

388

Actualmente se ha escuchado mucho sobre las neurociencias como uno de los campos más fértiles para sembrar investigación científica y cosechar resultados. Asimismo, han sonado nuevos tratamientos con la intención de mejorar la calidad de vida de tus pacientes. Mucho de todo. Pero, ¿te has puesto a pensar cuál de todas estas industrias te conviene más a la hora de costear los gastos económicos? ¿Qué opción es mejor para especializarnos y comenzar a tener un ingreso más prominente?

Bien, sí nunca te lo has preguntado o alguna vez te ha cruzado un vago pensamiento al respecto, aquí te presentamos los ingresos que la Industria cardiológica ha generado y que continuarán durante los próximos años. Sea cual sea tu área de especialización, estoy convencido de que estos números te sorprenderán, al menos, un poco.

De acuerdo con una investigación llevada a cabo por la consultora Evaluate (EvaluateMedTech), hay un cúmulo de 10 empresas que se han apoderado del mercado cardiológico, debido al desarrollo de la tecnología que se utiliza actualmente en los consultorios y centros médicos de todo el mundo.

La metodología que se utilizó corresponde a la estimación neta de los ingresos de cada laboratorio en un periodo comprendido entre el año 2014 y 2020, hecho en millones de dólares.

Así:

170217industria_cardiologica

En este orden de ideas, el corporativo Medtronic, es la empresa de 68 años de edad (1949) la que domina la producción tecnológica para el área de la cardiología. Con presencia en más de 140 países, una plantilla de trabajadores que asciende a los 85 mil colaboradores y cuyo trabajo ha permitido la adopción de 53 mil patentes, mantendrá un ingreso de 11 mil 588 millones de dólares.

Es cierto, el trabajo de los profesionales de la salud no está directamente relacionado con la acumulación de riqueza, su labor es más loable. No obstante, si es importante conocer las industrias que continuarán generando el capital necesario para la innovación tecnológica.

 

Imagen: Bigstock