Presume IMSS números negros y superación de quiebra técnica

308

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, informó que como parte del resultado de la estrategia de control y disciplina presupuestal del gasto que se puso en marcha desde el inicio de la presente administración federal, en 2016 el instituto obtuvo un superávit por 6 mil 400 millones de pesos que garantizan la sustentabilidad financiera hasta el 2020.

Destacó que en 2012 el déficit era del 8 por ciento de su gasto total, mientras que el año pasado fue el primero en ocho años en que los ingresos superaron a los egresos. Los recursos obtenidos con ese superávit, el más alto que se haya presentado en los últimos 35 años, se invertirán en más infraestructura hospitalaria y equipos para mejorar el servicio médico.

Al presentar hoy los principales avances y retos del informe enviado al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión sobre la Situación Financiera y los Riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social 2016-2017, destacó que el IMSS ha centrado sus esfuerzos en mejoras operativas, de recaudación, fiscalización y eficiencia en la administración de sus recursos, para hacer frente a la quiebra técnica en que se encontraba en 2012.

Con ese propósito, se implementó una política de gasto alineada a las buenas prácticas en materia financiera, que dio como resultado un menor gasto corriente en 7 mil 300 millones de pesos, por lo que al cierre del año pasado se logró una disminución real de 2% con respecto a 2015.

Desde el principio entendimos que no había otro camino mas que aplicar una estricta disciplina presupuestaria al gasto para poder revertir esa situación y hoy tenemos los resultados con un instituto que es financieramente sustentable y que ha mejorado sus servicios y trámites a través del aprovechamiento de las herramientas digitales, todo esto sin detrimento en la calidad de los servicios médicos y de seguridad social”, explicó Mikel Arriola a los representantes obreros y patronales que asistieron a la presentación del informe.

Las medidas asociadas al control eficiente del gasto generaron ahorros sustanciales a través del esquema de compras consolidadas de medicamentos, vacunas y material de curación; contratación de servicios integrales; sustitución del parque vehicular con arrendamiento en lugar de adquisición y disminución del gasto de operación en prestaciones económicas.

Respecto a la simplificación y digitalización de trámites, el titular del IMSS explicó que la mejor manera de brindar servicios a los derechohabientes disminuyendo tiempos y costos es mediante la tecnología; por ello, de la mano de la Estrategia Digital Nacional, se diseñó IMSS Digital que extiende la atención hacia canales alternativos más ágiles y eficientes.

Se instrumentó una simplificación regulatoria sin precedente, de fácil acceso a trabajadores y patrones para que inviertan menos tiempo en realizar trámites relacionados con su afiliación y el pago de contribuciones, que a su vez ha tenido resultados positivos en la formalización del empleo y en el pago de cuotas.

Destacó que en materia de la atención médica, el IMSS decidió enfrentar el reto de poner en marcha un modelo preventivo contra los principales padecimientos crónico-degenerativos, que afectan a millones de derechohabientes de edad avanzada y son responsables del gasto de 76 mil 193 millones de pesos.