x

OMS acelera el desarrollo de la primera vacuna de alta eficacia contra la tuberculosis

Hasta ahora la vacuna BCG es la única autorizada contra la tuberculosis pero su eficacia es muy baja y por eso se busca desarrollar una nueva.
vacuna contra tuberculosis
  • La tuberculosis está catalogada como la enfermedad infecciosa más mortal en el planeta.
  • De forma anual se identifican 10 millones de nuevos casos y es responsable de 1.4 millones de decesos, además de que ha desarrollado una fuerte farmacorresistencia.
  • La vacuna BCG es actualmente la única autorizada contra la tuberculosis pero su mayor problema es que su eficacia es muy baja.

 

La lista de enfermedades de gravedad que atacan al mundo es demasiado extensa. Pero de la misma forma en que aparecen nuevos problemas también hay otros que han existido durante siglos y para los que hay opciones limitadas. Con esto en mente, uno de los retos más grandes es desarrollar la primera vacuna de la historia contra la tuberculosis. Se trata de un reto de grandes dimensiones pero cada vez luce más cercano.

Para empezar se trata de la enfermedad infecciosa más mortal en el planeta. De forma anual se identifican 10 millones de nuevos casos y es responsable de 1.4 millones de decesos. En la actualidad existen tratamientos farmacológicos disponibles aunque durante los últimos años han perdido eficacia.

De hecho, la tuberculosis resistente está catalogada como una de las superbacterias más peligrosas del mundo. Cuando ocurre uno de estos casos ninguno de los medicamentos actuales funciona y los pacientes están condenados a la muerte.

Vacuna contra la tuberculosis, ¿cuándo estará lista?

A partir de la experiencia con la Covid-19 y el desarrollo en tiempo récord de varias inmunizaciones ahora la pregunta es si se puede conseguir algo similar contra otras enfermedades. Con esto en mente, el día de hoy el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, hizo un importante anuncio. Se trata de establecer un nuevo Consejo de Aceleración de las Vacunas contra la Tuberculosis.

Una de sus funciones es establecer la concesión de licencias y el uso de vacunas innovadoras eficaces contra la tuberculosis. También impulsar el alineamiento de alto nivel entre financiadores, organismos mundiales, gobiernos y usuarios finales para identificar y superar los obstáculos actuales.

“Los retos que plantean la tuberculosis y la COVID-19 son diferentes, pero los ingredientes que aceleran la ciencia, la investigación y la innovación son los mismos: inversión pública urgente y anticipada, apoyo de la filantropía y participación del sector privado y las comunidades. Creemos que el ámbito de la tuberculosis se beneficiará de una coordinación de alto nivel similar”.

A pesar de que los países se han comprometido firmemente a poner fin a la tuberculosis para 2030, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Estrategia Fin a la Tuberculosis de la OMS y la declaración política de 2018 sobre la lucha contra la tuberculosis, la epidemia no muestra signos de desaceleración.

En 2021 aproximadamente 10.6 millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1.6 millones murieron. La farmacorresistencia sigue siendo un problema importante, ya que cerca de medio millón de personas desarrollan tuberculosis farmacorresistente cada año.

La única vacuna contra la tuberculosis actual tiene una eficacia muy baja

La vacuna BCG es actualmente la única autorizada contra la tuberculosis. Aunque ofrece una eficacia moderada en la prevención de formas graves de tuberculosis en lactantes y niños pequeños, no protege adecuadamente a los adolescentes y adultos, que representan cerca del 90% de las transmisiones de tuberculosis en el mundo.

En un reciente estudio encargado por la OMS y titulado An investment case for new tuberculosis (TB) vaccines, se estima que, a lo largo de 25 años, una vacuna con una eficacia del 50% en la prevención de la enfermedad entre adolescentes y adultos podría evitar hasta 76 millones de nuevos casos de tuberculosis, 8.5 millones de muertes, 42 millones de tratamientos con antibióticos y 6,500 millones en costos para los hogares afectados por la tuberculosis, especialmente los más pobres y vulnerables.

Una vacuna con una eficacia del 75% podría evitar hasta 110 millones de nuevos casos de tuberculosis y 12.3 millones de muertes. El estudio sugiere además que cada dólar invertido en una vacuna con una eficacia del 50% podría generar un rendimiento económico de 7 dólares en forma de costos sanitarios evitados y aumento de la productividad.

A finales de este año, los Jefes de Estado y de Gobierno se reunirán en una segunda reunión de alto nivel de las Naciones Unidas sobre la tuberculosis para examinar los progresos realizados en relación con los compromisos asumidos en la declaración política de 2018. Esto presenta una oportunidad importante para corregir los retrocesos en la respuesta a la tuberculosis, lo que incluye el desarrollo y la entrega urgentes de nuevas vacunas contra la tuberculosis.

 

También lee:

Fármacos contra la tuberculosis han perdido eficacia: OMS

Tuberculosis, primera causa mundial de muerte por enfermedad infecciosa

Las 5 superbacterias más peligrosas del mundo: Todas son resistentes a los antibióticos actuales

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD