Patrocinado por RB MJN

    En el campo de la salud, al igual que en cualquier otro, siempre se debe aspirar a lo más alto. Existen múltiples retos por enfrentar, pero a través del esfuerzo y la constancia los puedes derribar. Todo lo que te propongas es posible pero primero necesitas trabajar para lograrlo. Los mayores retos no se consiguen de manera inmediata, sino que requieren de procesos. Por lo mismo, requieres de una fuerte disciplina para cumplir con tus metas.

En ese sentido, en ocasiones anteriores te hemos comentado acerca de la importancia de convertirte en un médico emprendedor. Aunque los tiempos actuales parezcan complicados, no debes de olvidar que en algún momento se va a normalizar la vida y las personas van a regresar a su cotidianidad.

De hecho, la pandemia de Covid-19 ha reforzado la importancia que tiene la salud para todas las personas. Se trata de un área de oportunidad que debes tomar para motivarte y abrir tu propio consultorio médico. Hoy más que nunca se trata de una opción viable debido a que todos van a necesitar revisiones generales frecuentes para verificar su verdadero estado.

Por otra parte, aunque es bueno tener la decisión de crecer y contar con un consultorio propio, tampoco debes dejarte llevar por la inercia. Es necesario que analices todos los aspectos para que puedas actuar de la mejor forma posible.

A su vez, existen errores que otros médicos cometen con frecuencia y tú te puedes apoyar en sus experiencias para evitar caer en las mismas equivocaciones. Recuerda que un paso tan grande como empezar a emprender no se puede tomar de un día para otro. Por eso analiza los siguientes aspectos.

Solicitar préstamos demasiado elevados

Una de las principales barreras para abrir un consultorio médico es la fuerte inversión financiera que se requiere. La compra de todo el equipo, insumos y renta del local requiere una fuerte cantidad de dinero. Una solución es pedir préstamos a familiares o instituciones financieras. Aunque es una opción válida, es un arma de doble filo y puede provocar que termines endeudado de por vida.

Para evitar este tipo de situaciones es preferible ahorrar a lo largo de años para que cuentes con la mayor cantidad posible de capital. Si vas a solicitar un préstamo procura que sea una cantidad razonable que no ponga en peligro tus finanzas a futuro. Además ahora también existen otras opciones como el coworking médico.

Ofrecer consultas a precios muy baratos o muy caros

Muchas veces los médicos emprendedores piensan en muchos aspectos menos en el más básico de todos. Antes de abrir un consultorio necesitas pensar en el precio en el que ofrecerás cada servicio. Aunque parece algo muy simple, se trata de la clave para alcanzar el éxito o estar condenado al fracaso.

Si ofreces las consultas a un precio muy bajo entonces nunca vas a poder cubrir tus gastos mensuales. Por otra parte, si son demasiado elevadas vas a ahuyentar a los pacientes. Por lo tanto, la mejor opción es hacer un análisis detallado de tu inversión inicial o consultar a la competencia.

No escuchar las críticas de los pacientes

Cuando abres un consultorio lo más importante es escuchar la opinión de los pacientes. Les debes preguntar acerca de tu servicio, de la instalación del local, de la atención de los demás colaboradores y todos los aspectos que te puedan ayudar a mejorar.

Recuerda que existen diversas formas de conocer la opinión de los pacientes y una de ellas es a través de las encuestas de satisfacción.

No analizar la ubicación del consultorio

Lo común para muchos médicos es rentar el primer local disponible que encuentren para abrir su consultorio. En realidad, se requiere de un análisis mucho más profundo para tomar una decisión final. Debes de considerar la zona en la que se encuentra, si existe estacionamiento para los pacientes o si existen más consultorios en los alrededores. Todos los detalles son importantes.

No revisar los requisitos legales

Para abrir un consultorio médico no es suficiente con tener el presupuesto suficiente, sino que se requieren más aspectos por considerar. Uno de ellos y del que pocas veces se habla en la Facultad Medicina es el relacionado con los requisitos legales. Desde las dimensiones mínimas del local hasta los trámites que se necesitan, todo eso lo necesitas conocer. Recuerda que en el caso de México la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es la autoridad encargada y la que te puede ofrecer información al respecto.

Como lo puedes apreciar, existen muchas cuestiones previas a la toma final de abrir un consultorio médico. Aunque es muy importante tener la determinación, también analiza todos los aspectos señalados para que tengas mayores probabilidades de éxito.

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.