Así es como los profesionales de la salud hacen “gaslighting” a sus pacientes

Hay médicos que cuando una mujer se queja de su salud, relacionan los síntomas con las hormonas o argumentan que todo "está en su cabeza" (gaslighting).

El término “gaslighting médico” se utiliza para describir a los pacientes que han sentido que sus síntomas fueron descartados arbitrariamente como insignificantes o etiquetados como principalmente psicológicos por los médicos. Según el New York Times, el término proviene de una obra de teatro titulada “Gaslight”, en la que un marido intenta volver loca a su esposa.

¿Quién se ve más afectado por el gaslighting médico?

Según el Times, muchas mujeres han experimentado una manipulación médica cuando sus médicos culparon a su salud mental de los sintomas, peso o falta de cuidado personal. Lo que a menudo resulta en un diagnóstico y tratamiento retrasados.

Por ejemplo, Karen Lutfey Spencer, investigadora que estudia la toma de decisiones médicas en la Universidad de Colorado, Denver. Descubrió que las mujeres tenían el doble de probabilidades que los hombres de ser diagnosticadas con una enfermedad mental mientras experimentaban síntomas comunes de enfermedades del corazón.

En términos más generales, la investigación sugiere que las mujeres tienen más probabilidades de recibir un diagnóstico erróneo que los hombres en muchas situaciones.

Además, las mujeres esperan más tiempo para recibir un diagnóstico de una variedad de afecciones, que incluyen cáncer y enfermedades cardíacas y es menos probable que reciban analgésicos.

Las personas también son afectadas por el gaslighting médico

La investigación también ha demostrado que las personas de color a menudo reciben una atención de menor calidad y que los médicos son más propensos a describir a los pacientes negros como que no cooperan o no cumplen. Esto puede tener un impacto negativo en la calidad del tratamiento recibido.

“Sabemos que las mujeres, y especialmente las mujeres de color, a menudo son diagnosticadas y tratadas de manera diferente por los médicos que los hombres, incluso cuando tienen las mismas condiciones de salud”, dijo Spencer.

Una encuesta reciente, encargada por athenahealth, encontró que el 64 % de las mujeres encuestadas informaron un aumento en los niveles de estrés y ansiedad durante la pandemia de Covid-19, y el 52 % dijo que su ansiedad resultó en un problema de salud física, como malos hábitos alimenticios y de ejercicio.

Sin embargo, según la encuesta, el 54 % de las mujeres y el 67 % de los millennials dijeron que tenían problemas de salud que no le dijeron a su médico porque no querían parecer ansiosas, dramáticas o tontas.

“No es casualidad que la palabra ‘histeria’ se origine de la palabra griega para “útero'”, dijo la ginecóloga Stephanie Trentacoste McNally. “Todavía existe esta creencia generalizada en la comunidad médica de que cada vez que una mujer se queja de su salud, está relacionado con sus hormonas o todo está en su cabeza”.

Según Chloe Bird, socióloga sénior que estudia la salud de la mujer en la Escuela de Graduados Pardee RANDs. Las mujeres pueden ser mal diagnosticadas más que los hombres porque los científicos saben mucho menos sobre el cuerpo femenino a pesar de las “diferencias biológicas que se reducen al nivel celular”.

El caso de los ensayos clínicos…

En 1977, la FDA comenzó a recomendar que los científicos excluyeran a las mujeres en edad fértil de los primeros ensayos clínicos de medicamentos. Esto, por temor a un posible daño al feto si una participante quedaba embarazada. Además, a los investigadores les preocupaba que las fluctuaciones hormonales pudieran interferir con los resultados del estudio.

Sin embargo, una ley aprobada en 1993 requería que las mujeres y las minorías fueran incluidas en todas las investigaciones médicas financiadas por los NIH. Aunque las mujeres están incluidas en más estudios hoy en día, todavía existen importantes lagunas de conocimiento.

Cómo mejorar la atención

Muchos expertos coinciden en que es difícil determinar la mejor manera de abordar estos problemas sistémicos como lo es el “gaslighting”, informa el Times. Sin embargo, algunos científicos han argumentado que al menos se necesita más investigación centrada en las condiciones de salud de las mujeres.

Según Spencer, los médicos deberían poder pasar más tiempo con sus pacientes.

Por lo general, los médicos trabajan en condiciones difíciles que pueden “facilitar los errores y los descuidos”, dijo Spencer. “Es como un guantelete de sistemas y procesos problemáticos que invitan al sesgo”.

Los investigadores han pedido una mayor capacitación en la escuela de medicina sobre los prejuicios inconscientes y el racismo en la industria del cuidado de la salud.

Notas relacionadas:

#ÚLTIMOMOMENTO ¡Científicos descubren que las hormigas pueden olfatear el cáncer!

Médico recién egresado cumple promesa: da consultas y medicamento GRATIS a su pueblo

Día de la Salud 2022: Manejo de dolencias crónicas a través de una alimentación…