¿Puedes aceptar obsequios de pacientes en esta temporada navideña?

Aceptar obsequios de pacientes es un asunto complicado que requiere una cuidadosa consideración por parte del médico. Deben establecerse límites.

Durante la temporada navideña abunda la alegría. La naturaleza contagiosa de la alegría a menudo se extiende a tus pacientes, quienes valoran la relación médico-paciente. Cuando los obsequios (pequeños) reflejan tradiciones culturales o expresan gratitud, aceptarlos puede fortalecer el vínculo profesional.

Sin embargo, algunos obsequios son inapropiados para aceptar.

Aceptar obsequios de pacientes es un asunto complicado que requiere una cuidadosa consideración por parte del médico

Aceptar obsequios de pacientes es un asunto complicado que requiere una cuidadosa consideración por parte del médico. Deben establecerse límites. Una alternativa a la aceptación de obsequios es animar a tus pacientes a que realicen contribuciones caritativas.

Estas donaciones caritativas pueden ser pequeñas y estar al alcance del paciente.

Pero los médicos no pueden aceptar:

  1. Regalos que influyen en la toma de decisiones. Esto va en ambos sentidos: no puedes aceptar obsequios por este motivo, ni puedes dar obsequios de valor a un comprador, proveedor o paciente.
  2. Cualquier propina, efectivo o equivalentes de efectivo (por ejemplo, efectivo, tarjetas de regalo o certificados de regalo).

Hay algunas excepciones. Los empleados pueden aceptar:

  1. Un obsequio de un proveedor si el valor total es inferior a $ 100 (y no excede un límite agregado de más de $ 100 al año por proveedor). *PRECIOS EN DÓLARES.
  2. Alimentos perecederos (por ejemplo, canastas de frutas y bandejas para galletas) de los vendedores. El artículo perecedero puede exceder el límite de $ 100 si el artículo perecedero está destinado a compartirse con el departamento del empleado.
  3. Los empleados pueden aceptar obsequios simbólicos de agradecimiento por parte de los pacientes que no sean en efectivo. Los obsequios no solicitados de valor modesto, valor modesto serían pequeñas muestras de agradecimiento por debajo del valor de $ 75 (por ejemplo, productos hechos a mano, flores, canastas de frutas). Se pueden aceptar de los pacientes y sus familias siempre que el obsequio no esté relacionado con el pasado o anticipado trato preferencial (es decir, se da sin esperar nada a cambio).
  4. Se pueden aceptar alimentos perecederos que excedan el valor de $ 75, siempre que los alimentos se compartan con otros miembros del departamento o unidad del destinatario.

CONSIDERACIONES EXTRAS

La AMA advierte que los médicos deben ser sensibles al valor monetario del obsequio antes de aceptarlo. Si el obsequio es demasiado caro, el médico debe objetar cortésmente y explicar que no es aconsejable aceptar el obsequio. Una buena medida de si un obsequio es excesivamente grande o caro es si el médico se sentiría incómodo o avergonzado si sus colegas fueran informados del obsequio.

Los obsequios no deben adjuntarse a las expectativas del paciente, según la AMA. Todos los pacientes deben ser tratados de manera justa, y aceptar una canasta de regalo a cambio de una excusa médica no es ético y socava la dinámica de la relación médico-paciente.

Por último, la AMA advierte que los médicos no deben aceptar obsequios que puedan causar dificultades económicas al paciente.

Notas relacionadas:

¡TRAGEDIA! Asesinan a médico mientras dormía en su cuarto

Ómicron versus Delta: ¿Cómo diferenciar entre los dos?

Señalan que la evolución de ómicron se produjo en una persona…